Jujuy | Infraestructura |

Con agua hasta la cintura: el histórico reclamo de Paicone por un puente

La temporada estival es un verdadero suplicio para al menos seis localidades de Santa Catalina atrapadas por la crecida del río Grande de San Juan. Hace treinta años que reclaman ante los sucesivos gobiernos provinciales la construcción de un puente.

  • Comunidad aborigen de Paicone lleva reclamando 30 años por un puente para cruzar el río Grande de San Juan.
  • Sucesivos gobiernos se comprometen durante la época electoral, luego dejan de lado los proyectos.
  • Durante la temporada estival quedan aislados de las ciudades, viviendo de la mercadería acopiada y su propio ganado.

El intenso temporal que complicó a la provincia de Jujuy hace 10 días desapareció durante los días de carnaval para fortuna de turistas y comerciantes, pero dejó una conocida huella para los pueblos puneños.

Paicone, Ciénaga de Paicone, Lagunilla, Cusi Cusi, Loma Blanca son algunos de los pueblos perjudicados por la crecida de los ríos en la zona. Un verdadero perjuicio climático desatendido por décadas y que transforma a la temporada estival en un trimestre crítico para las comunidades originarias.

Renejavier Flores

Posted by Renejavier Flores on Wednesday, February 19, 2020

Un agente sanitario de La Quiaca volvió a poner el tema en el centro del debate público al difundir una serie de videos donde se aprecia el arriesgado cruce del río, mercadería en mano y agua hasta la cintura.

La comunidad Quechua de Paicone, asentada a más de 100 kilómetros de la ciudad de La Quiaca, ha presentado una serie de proyectos para la construcción de un puente en la zona auspiciado por la comisión municipal de Cusi Cusi en distintas oportunidades. Según el vicepresidente de la comunidad Félix Flores, su reclamo solo es oído durante períodos electorales.

Embed

“Vivimos sufriendo en cada verano, no podemos llevar o traer mercadería, tampoco hay hospitales en la zona y las ambulancias de La Quiaca a veces no pueden pasar. Rara vez pasamos con vehículos, siempre a pie con agua arriba de la cintura. Venimos solicitando un puente desde el año 80, de hecho el año pasado presentamos un proyecto aún sin respuesta”.

A demás de recordar una tragedia registrada cinco años atrás sobre el cauce del río, en diálogo con Radio 2 Flores también relató un episodio reciente, con un hombre enfermo quien tardó en recibir asistencia. Su cuadro se fue agravando al punto que un traslado a la capital jujeña terminó siendo inevitable, pero a pesar de la asistencia médica el enfermo no pudo salvarse.

Embed

La educación también se ve perjudicada, por ejemplo con maestras atrapadas o incapacitadas para acceder a la zona durante las mesas de examen. El sistema para proveer agua también se resiente ante las crecidas y el ingreso de sedimentos.

Dejá tu comentario