Nacionales | INFLACIÓN |

El pronóstico pesimista de Melconian sobre la inflación en 2023

El presidente del Ieral, Fundación Mediterránea, disertó en el marco del Foro Vitivinícola 2022 y anticipó que el año próximo será de transición, marcado por la puja política y sin cambios desde lo macroeconómico. Desde la UIA, Diego Coatz vaticinó un 2023 amesetado.

  • Desde la perspectiva de Melconian, la principal causa de la suba de precios tiene origen fiscal y monetario.
  • Expresó que en diciembre de este año la inflación terminará en torno al 100 % y el año que viene no habrá grandes cambios.

El economista Carlos Melconian, también presidente del Ieral Fundación Mediterránea, expresó que en diciembre de este año la inflación terminará en torno al 100 % y que el próximo no se avizoran grandes cambios en materia económica. De hecho, estimó una inflación mensual de entre el 5 % y el 7 % en un contexto en el que la leve reactivación observada este año, podría frenarse.

El economista disertó en el Foro Vitivinícola 2022 que se realizó en el auditorio Ángel Bustelo y que organizó Bodegas de Argentina con la colaboración de Sitivinitech. Desde la perspectiva de Melconian, la principal causa de la suba de precios tiene origen fiscal y monetario; algo que –pese a los discursos del nuevo ministro de Economía, Sergio Massa- está lejos de morigerarse. “Desde agosto hubo un conjunto de medidas fiscales que, cuando uno mira el déficit, ve que no impactaron y que terminaremos en el mismo nivel que traíamos”, sostuvo Melconian.

Y agregó que en términos nominales el déficit fiscal aumentó con respecto a la primera parte del año pero que, en términos reales y por la inflación, se licúa. “Al final, el ordenamiento del gasto lo hace la inflación, con todo lo que ello implica”, expresó el economista. En este sentido, explicó que, pese a que este año la economía va a terminar con una mejora en torno al 5 %, la misma no se alcanza a percibir.

En primer lugar porque el nivel de actividad se mantiene estable desde 2011 ya que venía con subidas y bajadas en torno al dos por ciento hasta que en 2018 cayó bastante más, con el terremoto posterior que implicó la pandemia en 2020 y la recuperación de los dos años siguientes. En este contexto, Melconian habló de la “reactinflación”, un término que une reactivación con inflación y que el economista comenzó a utilizar en 2011, cuando Cristina ganó las elecciones con un crecimiento al 10 % y una inflación del 25 %.

“Entonces, a casi nadie le importaba la inflación”, sostuvo Melconian y agregó que lo que se observa ahora no es un crecimiento sino una recuperación. Por otro lado, el alto ritmo de la suba de precios empaña la mejora y, en palabras del economista, “a la gente le llega más la inflación que la reacti”.

Con la vista en 2024 y el mercado cambiario

La disertación de Melconian no solo realizó un análisis de la situación económica actual sino que habló del trabajo que viene haciendo el Ieral con los distintos sectores de la economía para presentar un “programa económico apartidario al próximo presidente”. En este sentido, el foco se puso en los cambios que podrían realizarse en 2024 ya que el 2023–con elecciones de por medio- no tendrá mucha variación en lo que a economía respecta.

Diego Coatz, director Ejecutivo y economista jefe de la Unión Industrial Argentina (UIA), quien participó del panel en el Foro Vitivinícola con Melconian, expresó que la mejora -aunque heterogénea- observada en el sector y en la economía en general ya ha comenzado a frenarse debido a los desequilibrios relacionados con el mercado cambiario, la inflación y el cierre de las importaciones.

Según el mismo Melconian, en la actualidad hay entre 8000 y 10 000 millones de dólares de importaciones pisadas y nada indica que esto vaya a cambiar debido a que no se quiere tocar el tipo de cambio. “El mercado cambiario va a estar todo el año con la espada de Damocles en la cabeza con la amenaza de un salto cambiario y el ministro va a tener que decidir qué hacer ya que eso impactará también en el nivel de exportaciones”.

En este sentido, Coatz recordó que el ingreso al 2023 se hace con mucha incertidumbre y que lo que se buscará en este año de transición será evitar que la actual desaceleración se convierta en recesión. Para ello, Melconian expresó que es preciso tener un claro diagnóstico de la situación, así como establecer diversas medidas que no sean reversibles para dar certidumbre en el largo plazo.

“No es necesario hacer cambios el primer día porque hay que saber bien qué hay y cómo está la situación, pero, una vez tomadas las decisiones es clave la persistencia, así como la generación de confianza y credibilidad”, cerró el presidente del Ieral quien también habló de cerrar grietas y crear un programa apoyado por todas las fuerzas políticas y sociales.

FUENTE: Mdz.

Temas

Dejá tu comentario