Política | Gobierno |

Morales también compra votos

El gobierno nacional en su denodado afán por recuperar más de 4 millones de votos en todo el país, ha puesto en marcha el plan Gollan, “platita en el bolsillo para todos y todas”. Cada una de las carteras nacionales, con billetera en mano intenta conquistar las voluntades que emigraron a otros partidos o bien no fueron a votar.

En Jujuy no es la excepción, y no solo los encargados de la asistencia directa a los más vulnerables, sino también, otros ministerios que tienen la posibilidad de poner algo de dinero en los bolsillos.

Funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, en los últimos días mantuvieron encuentros virtuales con pequeños productores de la zona de los valles, dicen que la estrategia nacional es que los productores se enteren de primera mano las distintas líneas de apoyo económico a los pequeños productores.

Los funcionarios de Matías Kulfas, además estarían abonando el terreno para un próximo encuentro, también virtual, de los productores con el propio Kulfas.

Consultados algunos de los productores que conversaron con los funcionarios nacionales, expresan que el principal reclamo esta dado en las economías regionales, una deuda que la política mantiene hace ya varios lustros, además de la necesidad de políticas concretas hacia el sector más débil de la producción agropecuaria.

Cada productor planteó un recamo puntual, pero sin embargo dicen que hubo un común denominador en las peticiones a la cartera de Kulfas, que todos los créditos o ayudas que destinen a los pequeños productores lleguen de manera directa a los beneficiarios, y que ni un solo centavo pase por las oficinas del gobierno de la provincia.

“Cuando el dinero entra por la provincia, nada llega a los verdaderos destinatarios, las filtraciones son incontables, y lo poco que queda se destina a los bendecidos de Morales…” dicen que les plantearon algunos pequeños tabacaleros.

Indudablemente este reclamo puntual dejó atónitos a los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, hecho que provocó alguna demora para el encuentro con Kulfas, ya que no quieren exponer al ministro a semejante trago amargo.

La administración nacional compra votos y paga en efectivo, pero no está dispuesto a sufrir mexicaneadas en el camino.

Al parecer hasta ahora Kulfas había hecho la vista gorda en algunos manejos poco claros de Morales, pero ahora lo que se discute es una banca en el Congreso de la Nación y eso no se negocia, por más que Morales ponga a disposición del gobierno nacional las bancas que le pertenecen, como lo vino haciendo estos últimos tiempos.

En el sector productivo de la provincia hace tiempo que reclaman a viva voz la ausencia de políticas concretas, sobre todo lo que tiene que ver con la potencialidad de las economías regionales, pero a este reclamo crónico, ahora se suma una desatinada política provincia que está reduciendo a la producción a una mínima expresión.

Prácticamente 10 mil hectáreas menos de tabaco es un ejemplo de la perversidad de la gestión Morales en materia productiva, con el argumento del supuesto boom de la marihuana ha dejado en el camino a miles de familias que el único destino que les quedó en una fila en algún merendero a comedor comunitario.

Dice el gobierno que la marihuana le va a dejar muchas ganancias, lo que aún no está establecido es para quien o para quien son estas ganancias.

Es cierto que el gobierno nacional apela a la platita en el bolsillo, pero no deja de ser menos cierto que el clientelismo de Morales en la provincia es similar o pero al clientelismo de los más rezagados referentes del kirchnerismo.

El mandatario jujeño no pone efectivo, eso va para otro lado, pero si bolsones a cambios de votos, lotes a cambio de votos, zapatillas a cambio de votos, carteles a cambio de votos y cualquier otra cosa que pueda llegar en los camiones que del gobierno nacional manda la provincia.

Populismo en su más pura esencia es lo que aplica Morales en la provincia, por más que intente vender un relato en el esquema nacional, los problemas lo desbordan y la fetidez sale indefectiblemente a la superficie.

Temas

Dejá tu comentario