Jujuy | gimnasios | COE | situación

Gimnasios siguen sin poder abrir sus puertas

Muchas actividades fueron habilitadas con protocolos estrictos a respetar debido a la gran cantidad de contagios que hay en nuestra ciudad. A pesar de esto los gimnasios no fueron habilitados; el municipio les solicita un esquema de ubicación de los mismos y la presentación de un nuevo protocolo para analizar la eventual reactivación.

  • Referentes de la Cámara Jujeña de Gimnasios se reunieron con funcionarios municipales.
  • Les solicitan nuevos requisitos de habilitación.
  • La situación es muy crítica y el subsidio que les otorga el gobierno provincial es insuficiente.

Hace cuatro meses que los gimnasios no pueden trabajar debido a la pandemia. Luego de una breve habilitación que solo generó para este rubro más gastos y de que, posteriormente, surgiera en la provincia un brote importante de contagios, devino la vuelta a fase 1 y un nuevo parate de esta actividad.

A pesar de esto y la crisis económica que genera la inactividad de muchos sectores, el gobierno decidió habilitar varios rubros comerciales, pero quienes aún siguen a la espera de poder trabajar son los gimnasios.

Este martes referentes de la Cámara de Gimnasios de Jujuy, se reunieron con funcionarios del Municipio capitalino, para saber finalmente cuando los van a habilitar y así poder trabajar.

Martin Colochini integrante de la cámara y propietario de un gimnasio, quien estuvo presente en dicha reunión con el intendente Raúl Jorge y el Secretario de Gobierno de la municipalidad capitalina, Gastón Millón. Manifestó a Radio2 su preocupación ante la imposibilidad que tienen para volver a la actividad.

"Nos pidieron que presentáramos protocolos y en su momento ya los presentamos en el COE, nos juntamos con el Dr. Pablo Jure, con el Ministro Lello y una referente de higiene y seguridad o sea ayudamos a elaborar los protocolos. Están aprobados, autorizados desde el COE, esta todo establecido y relacionado con lo que dicen los mismos, desde la señalética, los trapos de pisos; nos hicieron comprar las pistolas para tomar la temperatura y ahora las tenemos guardadas. Es decir que asistir hoy a un gimnasio es más seguro que ir a un supermercado, a la farmacia o caminar por el centro, porque la gente está totalmente cuidada y no se contacta absolutamente con nadie.”

“Después de un tiempo la secretaría de deportes nos pidió otro protocolo y siguieron dando vueltas y ahora el municipio nos pide otro protocolo. Entonces llega un momento que es desesperante, no sabemos cómo actuar porque pasan los días y hace cuatro meses que estamos en esta situación y seguimos presentando papelitos, papelotes y no sabemos cómo nos vamos a manejar” “Después de un tiempo la secretaría de deportes nos pidió otro protocolo y siguieron dando vueltas y ahora el municipio nos pide otro protocolo. Entonces llega un momento que es desesperante, no sabemos cómo actuar porque pasan los días y hace cuatro meses que estamos en esta situación y seguimos presentando papelitos, papelotes y no sabemos cómo nos vamos a manejar”.

Respecto a la placa que se difundió desde el COE sobre una información que muestra los niveles de riesgo que se establecen por realizar diferentes actividades cotidianas y que meses atrás la misma información había sido publicada por el estado de Canadá, Martín manifestó:

"Sentimos que se le está metiendo miedo a la gente y que cuando leen y escuchan o ven este tipo de argumentos les entra pánico. Es sumamente importante hacer actividad física, acompañado de un profesional que te puede dar los argumentos en esta situación de porque es indispensable entrenar, no solo por los beneficios fiscos sino también psicológicos. Una vez que termine todo esto van a quedar muchas secuelas tanto mentales como físicas en todas las personas, está bien que se queden en casa, pero hay que mirar un poco más allá. Con los protocolos que establecimos del no contacto, de la sanitización de elementos, de no compartir los mismos, de tener un box privado se puede volver a la actividad. Hay que sacarle ese miedo a la gente. Esa es la indignación que tenemos, teniendo ya un protocolo establecido por ellos, corregido por ellos y aprobado por ellos, aún así hay que esperar"

Sobre cómo se encuentran económicamente ante la imposibilidad de trabajar, Colochini manifestó su angustia y desazón ante la falta de criterio y sentido común por no dejarlos abrir nuevamente sus puertas.

En el municipio nos pidieron paciencia, nos dijeron que les presentemos un nuevo protocolo y nos pidieron que hagamos una geolocalización de los gimnasios de la ciudad para que sepan en que barrios están, para que así ellos analicen los barrios donde están ubicados dichos gimnasios y saber si hay casos cercanos. En el municipio nos pidieron paciencia, nos dijeron que les presentemos un nuevo protocolo y nos pidieron que hagamos una geolocalización de los gimnasios de la ciudad para que sepan en que barrios están, para que así ellos analicen los barrios donde están ubicados dichos gimnasios y saber si hay casos cercanos.

La situación es compleja ya no sabemos qué hacer, hay gente que depende de nosotros, avanzamos un paso y retrocedemos dos y seguimos gastando plata reacondicionando nuestros establecimientos y los subsidios son muy pobres, es todo muy complicado. “La situación es compleja ya no sabemos qué hacer, hay gente que depende de nosotros, avanzamos un paso y retrocedemos dos y seguimos gastando plata reacondicionando nuestros establecimientos y los subsidios son muy pobres, es todo muy complicado.

Dejá tu comentario