Jujuy | Equipos | Delito | organizaciones sociales

Perito señaló irregularidades en investigación de equipos de organizaciones sociales

Las mismas podrían derivar en planteos de nulidad del proceso.

  • Más repercusiones sobre el polémico allanamiento a organizaciones sociales en Jujuy.
  • El especialista Diego Saravia comentó que el procedimiento dio inicio sin la presencia de peritos de parte.
  • Consideró que hay aspectos de la investigación de estos soportes que no son propios de una Democracia.

Diego Saravia, perito informático de parte en la causa de allanamientos a sedes de organizaciones sociales se refirió al peritaje de equipos informáticos y de comunicación como computadoras y teléfonos celulares, comentando que pudo unirse al proceso de investigación recién el martes 2 de agosto, y que en ese momento la extracción de datos estaba avanzada, por lo que no podía dar fe de cómo se había realizado el proceso.

“Se abrieron los sobres donde estaban guardados los equipos, se empezó a rastrear datos y no pude participar en eso, lo que es un problema importante desde el punto de vista técnico”, sostuvo.

A la vez indicó que en otras pericias en las que participó se convocó a todos los peritos, de todas las partes, mientras todo estaba precintado, para evaluar las acciones y comenzar con el acuerdo de todos los participantes.

“Técnicamente me parece inadecuado, así que, para mí, toda prueba que se consiga de ahí es nula”.

También desde el punto de vista técnico, el especialista sostuvo que no puede afirmar que nada de lo que surja del proceso es realmente lo que estaba en los equipos peritados cuando se los secuestró.

“La cadena de pruebas se rompió”, afirmó.

El perito informático sobre la causa de los allanamientos: "unca he visto un procedimiento así"

Planteo de nulidad

Consultado por si se podría plantear la nulidad del proceso por lo ocurrido, Saravia consideró que se debería devolver los equipos a sus dueños, ya que desde el punto de vista técnico, electrónico informático, más allá del cuidado con el que trabajan los especialistas, “no participaron todas las partes. No podemos dar fe de lo que allí había en el momento”.

Al perito le sorprendió la amplitud del peritaje de equipos; más cuando le comentaron que se pedía investigar de forma completa y absoluta la vida de aproximadamente 70 personas.

“Es como que alguien diga: “pónganle un automóvil detrás a esta persona, síganla durante un año, averigüen todo lo que hace, dónde va, y vean si hay alguna clase de delito. En las pericias piden, por ejemplo, informar sobre las comunicaciones entre tal y cual persona y buscando pruebas sobre la comisión del delito por el cual la persona está imputada”.

Rastrear la vida completa de una persona, sumándole sus movimientos en redes sociales, su agenda, lo que hace y dónde está “no se hace, no es propio de una Democracia, donde tiene que haber una acusación sobre algún tema concreto. Aparentemente están investigando extorsión, pero la extorsión es un delito que tiene que denunciar el extorsionado, y aparentemente no hay ninguna denuncia sobre esto”.

“Dicen que están buscando la línea de asistencia; eso no es delito. Si te sigo todo el día y voy dónde vas, si entro a tus redes sociales, a ut cuenta bancaria, tus correos, seguro que encontraré algo malo, como que pasaste un semáforo en rojo, pero no se investiga así. Se investigan delitos concretos, si no la vida así sería imposible en una sociedad con un control obsesivo”.

Figueroa también indicó si esta era la primera vez que veía este tipo de procedimientos:

“Los vi en películas y dictaduras, nunca en un juzgado normal, investigando un delito normal”.

peritaje (3).jpg
Fuente: Google

Fuente: Google

Dejá tu comentario