Mundo | Día internacional | personas | Internacional

Día Internacional del beso

Hoy martes 13 de abril celebramos una de las fechas más dulces del año.

Hoy se celebra el Día internacional del beso, una efeméride muy especial. Entre parejas, amigos, familiares, a nuestra mascota… en la mejilla, en la boca, al aire… se cuentan por millones los tipos de besos, manifestaciones de amor y cariño por excelencia desde tiempos inmemoriales. Para demostrar afecto, como saludo o por placer, el ósculo ayuda a estrechar vínculos entre las personas. Sea cual sea la forma de este sencillo gesto, son múltiples los beneficios que causa sobre las personas.

¿Por qué se celebra el Día internacional del Beso?

El nacimiento de la efeméride que rinde tributo al beso es relativamente reciente. Su historia es realmente sorprendente ya que se celebra tras la realización de un concurso, concretamente en 2011 y en Tailandia, en el que una pareja batió el récord registrado de duración de un beso con uno de 46 horas, 24 minutos y 9 segundos.

Este hecho histórico tuvo lugar un 13 de abril y por este motivo se escogió esta fecha para conmemorar ese récord y celebrar el Día del beso en todo el mundo. De todas formas, cabe señalar que dos años más tarde, en 2013, esa misma pareja tailandesa volvió a establecer un nuevo récord con un beso que llegó a las 58 horas, 35 minutos y 58 segundos de duración.

Besar en tiempos del COVID-19

No cabe duda de que, a partir de la irrupción del coronavirus en nuestras vidas, las formas de relacionarlos han cambiado sustancialmente. Esto afecta, sobre todo, a la hora de saludarnos, de mantener el contacto con nuestros seres queridos y, muy especialmente, a la hora de relacionarnos con nuestra pareja o de conocer nuevas personas.

image.png

El confinamiento y la pandemia en sí han tenido un fuerte impacto sobre la salud mental de millones de personas en todo el mundo. Cuando más necesario se hace recibir el apoyo de nuestra familia y amigos, las restricciones derivadas de la crisis sanitaria, han condenado a muchos a la soledad o al simple hecho de no poder manifestar su afecto a través del contacto físico, aunque la distancia no fuese necesariamente un impedimento.

Diversos estudios confirman que, desde el inicio del estado de alarma, se han reducido considerablemente las muestras físicas de afecto. Los besos han sido, por lo tanto, los grandes perdedores en este sentido ya que, por falta de intimidad o por miedo al contagio, no pueden jugar su papel fundamental en el relacionamiento humano en general.

Toca, por lo tanto, buscar formas alternativas, como juegos de miradas o sonrisas tras las mascarillas, para celebrar este Día Internacional del beso 2021 mientras no podamos recuperar el tiempo perdido con besos de verdad.

FUENTE: antena3

Dejá tu comentario