Mundo | Crisis

UNICEF denuncia miles de niños desplazados en Siria

Los combates, los bombardeos y los atentados continúan y siguen provocando víctimas y forzando a miles a escapar por sus vidas e instalarse en campamentos, sin fecha clara de retorno.

La agencia de la ONU para la niñez, UNICEF, denunció que decenas de miles de niños se encuentran "en un limbo" en el campamento de desplazados de Al Hol, en el norte e Siria, donde casi 70.000 personas viven precariamente tras escapar de combates, bombardeos y atentados.

"Más del 90% de estas personas son niños y mujeres", de los cuales 20.000 son sirios, mientras que otros 29.000 provienen de 62 países diferentes, incluidos 9.000 de Irak, explicó Fran Equiza, representante de UNICEF en Siria, citado por la agencia de noticias DPA.

"Se trata de niños muy vulnerables que han sobrevivido a intensos combates y han presenciado atrocidades inimaginables. En Al Hol hay miles de niños que nunca han tenido la oportunidad de ser simplemente eso: niños. ¡Y lo son! Merecen los mejores cuidados, protección, atención y servicios", dijo el representante de la ONU.

Equiza destacó que la situación de los niños en Al Hol es apenas "una gota en el mar" de jóvenes que viven en campamentos, centros de detención y orfanatos de todo el país, después de más de ocho años de una guerra que obligó a más de la mitad de la población a abandonar sus hogares y refugiarse precariamente dentro y fuera del territorio.

Solo en la provincia de Idleb, en el noroeste sirio, cerca de un millón de niños permanecen atrapados después de tres meses de continuos combates entre grupos armados rebeldes que aún controlan ese territorio y el Ejército y milicias aliadas del gobierno de Bashar al Assad.

La guerra en Siria comenzó en marzo de 2011 cuando el gobierno del presidente Al Assad reprimió masivamente los intentos de sectores opositores de sumarse a la ola de protestas en el mundo árabe, conocidas como la Primavera Árabe.

Ante la sangrienta represión, aparecieron milicias opositoras y, con el tiempo, lo que empezó como una guerra civil se convirtió en un conflicto armado internacional, que incluyó a Estados Unidos, Irán, Arabia Saudita y Rusia.

Tras más de ocho años, el gobierno de Al Assad recuperó mucho territorio de la mano de sus aliados rusos y de ataques indiscriminados a la población civil en zonas rebeldes, pero los combates, los bombardeos y los atentados continúan y siguen provocando víctimas y forzando a miles a escapar por sus vidas e instalarse en campamentos, sin fecha clara de retorno.

 

Fuente: Télam.

Temas

Dejá tu comentario