Jujuy | contaminación | BASURALES | ambiente

Basurales a cielo abierto: Advierten que las lluvias agravarán la situación

Un abogado ambientalista advierte sobre los efectos negativos en la época de verano. Las lluvias favorecerán que la toxicidad de los basurales penetre en las napas, lo que constituye un riesgo para la salud pública.

  • Hay al menos 400 basurales a cielo abierto en toda la provincia.
  • El hábito de separación de residuos domiciliarios es casi nulo.
  • La contaminación se traslada al suelo y a las napas de agua.

El 8 de septiembre de 2016 la legislatura sancionó la ley 5954 de la cual surgió el proyecto GIRSU que consistía en la creación de una empresa estatal que prestaría servicio en cada municipio y cobraría por él. Esto se presentaba como una revolución en materia de tratamiento de los residuos.

En 2017 la ministra de ambiente María Inés Zigarán había apuntado que su ministerio tenía relevados al menos 400 basurales en toda la provincia que se encuentran distribuidos en todo el territorio.

Los vecinos alzaban la voz para denunciar basurales a cielo abierto en Palpalá, Perico, San Salvador y otras ciudades.

Esta contaminación se traslada al suelo, a las napas de agua, el ambiente y la salud pública está en riesgo.

image.png

En este sentido, el abogado ambientalista Gustavo Ballesty se refirió a los efectos negativos que impactan directamente en la salud pública. A esto se suma la mala disposición de los residuos sólidos urbanos y la mala gestión de los residuos a cielo abierto.

“Estamos entrando en épocas de muchas lluvias. Esto va a impactar directamente haciendo que toda la toxicidad termine filtrándose con mayor profundidad en las napas y esas aguas seguirán su curso y se trasladen a otras zonas, incluso a zonas que actualmente no están contaminadas. El panorama que se viene con las lluvias no es el mejor”, concluyó. “Estamos entrando en épocas de muchas lluvias. Esto va a impactar directamente haciendo que toda la toxicidad termine filtrándose con mayor profundidad en las napas y esas aguas seguirán su curso y se trasladen a otras zonas, incluso a zonas que actualmente no están contaminadas. El panorama que se viene con las lluvias no es el mejor”, concluyó.

El paisaje en el ingreso de la gran mayoría de los municipios de Jujuy suele ser desagradable. Se puede observar focos infecciosos que parecieran haberse formado de manera antojadiza. Las comunas dejan allí la recolección de la basura que se genera en cada pueblo.

El problema no solo afecta a los costados de las rutas sino que también la basura ha contaminado gran cantidad de ríos como el Yacoraite, Cuenca de Pozuelos, Río Grande, Río San Francisco, entre otros.

Pasaron los meses y se sumaron Finca El Pongo, en San Pedro, Libertador General San Martín, Los Alisos, La Almona, Monterrico y hasta el propio Chanchillos.

image.png

Las montañas de basura no solo contaminan sino que también dejan al descubierto la falta de salubridad e higiene que pasan de gestión en gestión.

Los basurales a cielo abierto son el resultado de la falta de gestión de un Estado que debe realizar para la manipulación, separación y distribución de la basura. Cada ciudadano debe conocer qué hacer con la basura. Debe reconocer cuáles son los lugares óptimos para depositar los residuos, previamente clasificados. En Monterrico se repite la misma y triste historia.

Dejá tu comentario