Travesía Cultural | COMENTARIO |

Stoner, una novela de John Williams

 

 

Los ponderativos que le dedican, suenan a exageración: “El libro más bello del mundo”, “una obra maestra”,“ un descubrimiento maravilloso”, “una de las cosas más fascinantes”. Pero no, le hacen justicia. El autor de STONER*, John Williams (Texas, 1922 - Arkansas, 1994) llevó una existencia apacible, consagrada, principalmente a la literatura, al periodismo y a la cátedra universitaria.

Inesperadamente, la novela se erigió en “best-seller”, después de la muerte de su autor. Si tuviéramos que elegir un adjetivo entre tantos que le prodigan, sería: conmovedora. Por varias razones: sencillez en la trama, precisión en el lenguaje, fluidez narrativa y, sobre todo, rescate de aquellos valores que humanizan a los seres y son signos de que no todo está perdido en un mundo tan caótico y desangelado. STONER narra la vida de un oscuro profesor universitario –Williams Stoner-, a mediados del siglo pasado,en el país profundo, que abandona las tareas campesinas de sus ancestros, conquistado por la belleza de la poesía; se casa, tiene una hija, pero es íntimamente desdichado como esposo y padre de familia. Sin embargo, podrá gozar –aun fugazmente- de las delicias del genuino amor, al enamorarse de una joven y bella colega, y ser correspondido. Una de las mejores páginas de la novela, cuando describe la voluptuosidad y el placer en la contemplación del bello cuerpo de la mujer amada y “la calidez humana de la entrega”.

 

Para las/los que amamos los libros, una obra como STONER es una pieza irreemplazable del engranaje de la máquina literaria que articula a la perfección sensaciones, sentimientos y profunda reflexión.

 

*WILLIAMS, John Edward. STONER. 2017. CABA. Fiordo.

 

Yolanda Beguier, lectora jujeña.

Dejá tu comentario