Nacionales | CGT | marcha | Gobierno

"Queremos que los trabajadores sean formales", pidió la CGT tras la marcha

El cotitular de la CGT Héctor Daer se refirió al proyecto oficial para transformar los planes sociales en empleo genuino. Además, reiteró el reclamo de la central obrera de que "todos los actores sociales con responsabilidades encuentren una salida en conjunto" a los problemas del país.

  • La CGT dio una demostración de fuerza para reclamarle al Gobierno por el impacto de la inflación en los salarios.
  • Se movilizó para reivindicar las paritarias y presionar al Presidente para que controle la suba de los precios.
  • “Alberto, poné lo que tengas que poner”, dijo Moyano, que también apuntó contra los empresarios.

El cotitular de la CGT Héctor Daer afirmó que la central sindical quiere que "los trabajadores sean formales" y que no haya "trabajadores de primera y de segunda", al referirse al proyecto oficial para transformar los planes sociales en empleo genuino.

"No importa donde estén esos trabajadores; en cooperativas, multinacionales, industrias nacionales... Queremos trabajadores formales", enfatizó el dirigente en conferencia de prensa tras la marcha de la CGT contra la inflación, "los formadores de precios y la especulación".

En tanto, Daer reiteró el reclamo de esa central de que "todos los actores sociales con responsabilidades encuentren una salida en conjunto" a los problemas del país, en lugar de "la que pretenden los sectores de concentración económica que solo empobrecerían al pueblo".

Sin unidad y diferencias

Lejos de exhibir una foto de unidad, que refleje la masividad de la jornada de protesta, cada gremio de la CGT marchó por las suyas y coincidieron apenas unas pocas cuadras por la avenida de Mayo. El triunvirato caminó unido solo 10 minutos. También se movilizaron por separado los movimientos sociales que comulgan con el oficialismo y la CTA de Hugo Yasky, que evitó apuntar sus críticas al Gobierno por la inflación. “Queremos denunciar a los sectores especulativos de la economía que son los que provocan ataques a los precios de los alimentos”, dijo el jefe ceteísta, que además es diputado nacional del Frente de Todos.

La movilización dejó al descubierto las diferencias que tiene aún el sindicalismo con los movimientos sociales. Moyano se diferenció al decir que la CGT es “la única organización que moviliza a los trabajadores”. El mensaje abre un interrogante en la alianza que explora la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (Utep), cuyos referentes son Esteban Castro y Juan Grabois, con la CGT.

Las diferencias con la izquierda, en cambio, quedaron plasmadas desde el comienzo de la jornada. Mientras que la CGT eligió como punto terminal de su marcha el Congreso, el trotskismo llevó sus reclamos a la Plaza de Mayo. Los dirigentes del Frente de Izquierda desafiaron a los gremios peronistas a convocar a un paro nacional, algo que no está en los planes de la central obrera. “Cuando hay mayor crisis, vemos a esos dirigentes vetustos, algunos con olor a naftalina, todos multimillonarios. Dirigentes que siempre están, antes para defender a Macri, hoy para defender a este gobierno y mañana a cualquiera con tal de defender la caja. Hoy salieron a pasear”, dijo Rubén Sobrero.

image.png

Con información de Télam y La Nación

Dejá tu comentario