Nacionales | ARGENTINA | vacuna | Acuerdo

Un laboratorio argentino producirá la vacuna Sputnik V

El laboratorio Richmond firmó un acuerdo preliminar con el Fondo Ruso de Inversión Directa para construir una planta y ser la pata local en la fabricación de los componentes.

  • La vacuna Sputnik V contra el COVID-19, creada y producida por el Instituto científico Gamaleya, se comenzará a producir en Argentina.
  • El laboratorio Richmond firmó un acuerdo para construir una planta en Pilar.

La empresa Laboratorios Richmond de Argentina firmó un memorándum de entendimiento con la Sociedad Gestora del Fondo de Inversión Directa de Rusia, para producir la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en el país, según informó la empresa.

La Argentina viene recibiendo partidas de la vacuna de origen ruso Sputnik V, que fue desarrollada por el Instituto Gamaleya, tras un acuerdo entre ambos gobiernos.

La iniciativa prevé fabricar la vacuna en una planta en Pilar, con desarrollo local de componentes y una inversión que rondará entre u$s70 y u$s100 millones.

Patricio Carballés, apoderado de Laboratorios Richmond, envió una carta a la Bolsa para informar el acuerdo. “Informamos que se firmó un memorándum de entendimiento entre Management Company of Russian Direct Investment Fund, quien representa a Gamaleya National Research Institute of Epidemiology and Microbiology y mi mandante, a los efectos fomentar la cooperación entre las partes, con la finalidad de obtener en el corto plazo la fabricación de una vacuna contra el virus denominado COVID-19, la cual se produzca en la República Argentina”, señaló.

Según informó Carballés, el memorándum lo rubricaron en Moscú Tagir Sitdekov, en representación del fondo ruso, y Marcelo Figueiras, presidente de Richmond.

“Este potencial desarrollo se realizará con la participación de Hetero Labs Limited, laboratorio establecido en la República de la India, con quien Laboratorios Richmond S.A.C.I.F., posee una alianza estratégica desde hace más de 25 años”, completó.

Sputnik V no posee ningún elemento del coronavirus en su composición, se presenta en forma liofilizada, es decir, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intramuscular.

El fármaco utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección. Sin embargo, Sputnik V no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales humanos que no son capaces de multiplicarse y son completamente seguros para la salud.

Los “vectores” son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula. El gen del adenovirus, que es el causante de la infección, se sustrae y en su lugar se inserta un gen con el código de la proteína de otro virus. El elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.

Dejá tu comentario