Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

crisis

Científicos jujeños: “ya no es un ajuste, es un desmantelamiento de la ciencia”

El Conicet, organismo que nuclea a toda la actividad científica a nivel nacional, se encuentra atravesando un panorama gris ante la falta de presupuesto. En Jujuy hay aproximadamente 200 trabajadores que se ven afectados por lo que aseguran, "es un desmantelamiento de la ciencia".

  • Recorte presupuestario en el CONICET afecta a unos 200 investigadores de Jujuy.
  • Aseguran que el panorama es desolador, que ya no se trata de un ajuste sino de un desmantelamiento de la ciencia que se está dando a nivel nacional.
  • Pese a este panorama, los científicos sustentan con fondos propios la actividad y recientemente un ránking mundial calificó a CONICET como una de las mejores instituciones públicas de investigación científica, por encima de la NASA.

Panorama gris para la ciencia en Argentina también afecta a investigadores jujeños. Son alrededor de 200 trabajadores, entre investigadores, becarios y técnicos, quienes se están viendo perjudicados por el recorte de presupuesto en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Pese a la precariedad con la que se encuentran trabajando los científicos, recientemente un ránking mundial calificó al CONICET como una de las mejores instituciones públicas de investigación, por encima de la NASA. De 1391 instituciones de todo el mundo, Argentina se ubica en el puesto 21, Estados Unidos con la NASA está en el puesto 22 y los primeros lugares son ocupados por China y Francia.

El reconocimiento llega en medio de uno de los momentos más difíciles para la actividad.

Clarisa Otero, Dra. en Arqueología, contó en Canal 2, "El contexto es desolador. Ya no se trata de un recorte, sino de un desmantelamiento de la ciencia. En los últimos tres años de gobierno hay una clara intención por disminuir las capacidades de la ciencia y el rol que puede cumplir en el desarrollo productivo de un país. Queda corta la palabra ajuste".

En 2018 el ex Ministerio de Ciencia y Tecnología pasó a ser secretaría, en un año en el que el ingreso a la carrera de investigador científico (CIC) se redujo en un 50%.

"Fue un gran golpe para la ciencia. Si antes Argentina disponía de 700millones de dólares para cubrir las necesidades de la ciencia y tecnología en este momento son 400 y sólo sirve para cubrir el salario de investigadores y becarios. Otros puntos que necesitan financiamiento como mantenimiento, compra de reactivos, de programas, cooperaciones internacionales, eso ha quedado sin presuspuesto".

 

Clarisa Otero actualmente se encuentra abocada a un Estudio de la Arqueología de la Quebrada de Humahuaca, un proyecto en el que trabaja junto a un equipo de 15 personas, planificado con un presupuesto de 190mil pesos. A la fecha sólo recibieron 2000 pesos.

"Somos más de quince personas y solamente nos dieron 2000 pesos de financiamiento desde el CONICET. Desde Agencia, que es un organismo a nivel nacional, nos están debiendo fondos desde 2016, hace tres años. Estamos desarrollando nuestro trabajo de la manera más básica y muchas veces poniendo dinero de nuestro propio salario".

Se refirió a que actualmente el salario de un becario se encuentra en la línea de pobreza. "Alcanza para cubrir una canasta básica con suerte, entonces qué rol tiene la ciencia en el país".

 

Insólito método para conseguir financiación

El desfinanciamiento de la ciencia se encuentra otra vez en el ojo de la tormenta, luego de que una investigadora argentina recurriera a un método insólito para conseguir fondos: participar en un reality televisivo. Se trata de la bióloga Marina Simian, quien decidió presentarse en el programa Quién quiere ser millonario y ganó 500.000 pesos (11.000 dólares, poco más de 7 millones de pesos), con los cuales dijo que comprará insumos de laboratorio para su investigación sobre el cáncer de mama.

"A raíz de lo que se vio en el programa Quien quiere ser millonario otra vez toma impulso esta lucha. El presidente la convocó a una reunión en la que el parece anoticiarse, cuando hace tres años estamos reclamando".

Según datos que dio a conocer Clarisa Otero, en Jujuy contábamos con un investigador de Conicet cada 12500 habitantes, mientras que en Argentina había 1 de cada 4500 habitantes. Actualmente la cifra de ingresos a la ciencia son cada vez menores. "Cómo se le puede trasmitir a un joven que esta eligiendo carreras que van a orientarse a la investigación frente a este panorama".

Señaló que no se valora la actividad científica ni a nivel nacional ni provincial y puso como ejemplo que en la última mesa del litio no se convocó a los científicos.

"Creo que esos son gestos tanto del gobierno nacional como provincial, como que no hay un interés en las propuestas, en la toma de decisiones que se pueden llegar a consensuar desde el sector científico. Nosotros trabajamos en pos de la mejora del país, nuestro conocimiento sirve para eso".

"Un país sin ciencia, donde no haya una proyección en la innovación tecnologica es un país que no va a crecer".

Resaltó que "el CONICET está muy bien posicionado a nivel mundial, esta mejor posicionado que la NASA, no es un dato menor y por eso tenemos que insistir que la capacidad y el potencial de los investigadores  argentinos es importantísima y la ciencia que estamos desarrollando es de calidad".

Cargando ...

Compartí tu opinión