Jujuy | Vicente Casas |

Idoneidad, una condición para acceder a cargos públicos

Respondiendo a un informe periodístico publicado en Diario la Nación, el abogado Vicente Casas, ratificó que la principal condición para acceder a un cargo público, es que haya idoneidad en su designación y en su labor.

“Para el acceso a los cargos públicos es necesaria la idoneidad” dijo el letrado, al destacar además que “durante muchos años o algunos años la idoneidad se ha ido manifestando de distinta manera. El riesgo que hoy parece ofrecer a la sociedad en el mundo y particularmente a nuestra sociedad tanto a los distintos casos o nombres que ha dado la editorial del Diario Nación o lo que ha pasado en la provincia, ofrece dos riesgos. Uno que no se cumpla lo que dice la Constitución en cuento a la idoneidad y el otro que, quien no accede de esa forma el cargo público, algunos de ellos pueden acceder a ser manejados en el futuro. Esto es un riesgo muy grave para la república, entonces tenemos que volver a la constitución”.

Recalcó que algunos de los que aparecen cuestionados en listas publicadas, pueden tener capacidad, pero la forma en que llegaron, no es la más idónea.  “En el pasado hubo otra forma de que los funcionarios lleguen a la función pública, hoy aparece una lista bastante extensa de allegados al poder que de cierta forma ocupan funciones.  Probablemente algunos los merecerán, pero si hubiera sido a través de un concurso, que no sea lo que se denuncia, la sociedad estaría más tranquila. En otro sentido, queda una suerte de esperanza para quienes no pueden acceder a la función pública salvo a través de determinadas actitudes”, señaló.

“Cuando se utiliza algún otro camino, que no sea el correcto para la designación del funcionario público, le queda legitimidad en el futuro, queda muy expuesto. Tiene que tener una gran vocación interior o grandes convicciones para que el día de mañana el poder no lo sobrepase” advirtió Casas, ratificando que, de cualquier manera, siempre se queda expuesto. 

Es un poco difícil a la luz de lo que estamos viviendo en los últimos años en la república Argentina, propender a funcionarios idóneos, advirtió. “Pareciera ser que una cuestión delicada se ha tornado en lo que se denomina la dedocracia”, criticó.

Pero más delicado resultan aun, que quienes han llegado a la función pública va a obedecer ciegamente los dictados del Poder. “Es decir que se presenta un doble perjuicio a la democracia y a la república. La forma de cómo se llega y la forma en que se va a ejercer la función pública” apuntó.  

“Si para ejercer la función pública, el funcionario elegido de manera idónea no tiene más compromiso que con su leal saber y entender, estamos bien” sentenció y reconoció que “si el único compromiso se limita a obedecer, estamos mal. Esto creo que aflige a la sociedad y tenemos que revisar sobre nuestros propios pasos”.

Para acceder a cargos, no haría falta nuevas leyes, solo respetar la constitución. “Sin que tache a ninguno, para los accesos a los cargos públicos cumplimos lo que la constitución indica y por lo tanto se iniciará un concurso”, finalizó.

Dejá tu comentario