Jujuy | Vagabundo | TRASPLANTES | Lamentable realidad

Vagabundo presenta: "Esperando la llamada"

Testimonios en primera persona de una realidad que viven a diario las personas trasplantadas, en diálisis o en lista de espera en nuestra provincia.

  • "Vagabundo" se emite todos los miércoles a las 22hs, con su repetición los viernes a las 22hs y los sábados a las 20hs.
  • Para contactarte con la producción del programa comunícate al 3885836368.
Vagabundo: “Esperando la llamada”

"Le conté cómo fue el proceso que permitió que recibiera un riñón, luego de 15 años de diálisis, cifra exacta que la tengo muy bien contabilizada, porque lo anotaba todo día por día. Porque día a día esperaba que llegara ese momento, ese llamado. Para quienes esperamos un trasplante es muy dura la vida, es una nueva posibilidad de vivir, se nace de nuevo. Trasplantar un órgano supone salvar una vida, es conseguir que una persona continúe sumando días. Pero la lucha no termina tras recibir el alta médica, sino que continúa durante el resto de nuestras vidas. En ese momento hacia las cosas típicas de una persona, trabajaba, pasaba tiempo con amigos y disfrutaba de la vida. Pero un día empecé a notar que orinaba menos, los riñones me habían empezado a fallar. Recuerdo que me se sentía agotada y que pasaba mucho tiempo en el hospital. A veces no orinaba nada durante el día, sabía que algo no andaba bien. Finalmente empecé un tratamiento de diálisis renal porque mis riñones no estaban funcionando con normalidad. Como había tenido problemas del corazón por tantos años, los médicos me dijeron que no estaba en condiciones de recibir un trasplante de riñón, empezaban los obstáculos. La diálisis fue muy difícil para mí. Al principio era como un trabajo de tiempo completo, porque había que sacar el líquido del cuerpo y volverlo a administrar cada cuatro a seis horas, era difícil tener una vida normal. A pesar de mis temores, el entusiasmo por la posibilidad de un futuro saludable pesó más. La experiencia fue sencilla y fácil. El hospital quería asegurarse de que yo comprendiera todo lo que iba a suceder con el trasplante y en la etapa posterior. Yo estaba más entusiasmada ante la posibilidad de una cura que asustada de la operación, creo que es realmente importante tener una actitud positiva. A pesar de todo esto, nunca creí que no iba a sobrevivir. Cada problema se convierte simplemente en otro obstáculo que hay que superar hasta que las cosas mejoren. Los profesionales se hacen parte de tu familia. Quince años en hemodiálisis significa prácticamente abandonar la familia, no ver crecer a tus hijos, cargarlos cuando son niños, en fin, es una situación muy dura para todos, a mí me paralizó la vida". Testimonio

7fd1c80e-7937-4471-9b2f-59250127a417.jpg

"El 3 de abril me llamaron para decirme que podían trasplantarme, tenía dudas, por el coronavirus, pero los profesionales me explicaron todo, me informaron sobre el protocolo que aplican para garantizar que el donante no tenga coronavirus, por la pandemia algunas cosas cambiaron pero no tanto como cambio mi vida. En el momento que te dan el diagnóstico uno se replantea todo y ya me mentalizaba que debía seguir esperando, pasaron años. Cuando me llamaron, fue un milagro, la cirugía duró poco más de tres horas. Cuando abrí los ojos después del trasplante tenía una sonrisa que no se me borraba ni por un segundo a pesar de todo, dolores, medicación. Un consejo que me dieron y al principio no lo aceptaba, pero con el tiempo fue necesario, es encontrar un grupo o una organización de apoyo, a mí me resultó muy útil interactuar con otras personas, me ayudó a sobrellevar la enfermedad. Hoy por hoy lo que hacemos es ayudar a nuestros compañeros, diálisis es una familia, compartimos tres veces por semana durante cuatro horas y buscamos que todos se sientan mejor con este tratamiento que nos permite vivir en espera del trasplante. Yo no concurrí al médico como debería haber hecho. Lo ideal es realizarse un análisis de sangre y orina una vez al año para ver la funcionalidad del riñón y así detectar la enfermedad a tiempo y no tener que llegar a diálisis. Estoy en deuda con la sociedad y con una familia, que en un momento tan complicado decidió donar los órganos de su ser querido y me dio una segunda oportunidad". Testimonio

c033b3a3-f3a3-4d77-8965-73e0a92d5c46.jpg

“Los problemas principales en los pacientes ya trasplantados es la falta de cobertura en medicamentos complementarios y los medicamentos inmunosupresores; no respetan la indicación del médico, te dan de laboratorios más económicos y además genéricos, esto es un problema porque la medicación se toma de por vida y esto lleva que los pacientes trasplantados tengan muchos otros problemas de salud en especial gástricos e intestinales”. Mariana Torres

“Con los pacientes en lista de espera el problema principal es que no se respeta la lista que arroja el Sintra, en el momento del operativo en especial con pacientes que tienen sus centros de Trasplante en Córdoba y Bs As ya que el interés del ministerio de salud de Jujuy y del Cucai Juy es que los pacientes se cambien de centro de Trasplante en Jujuy o Salta, pero los pacientes que están en conocimiento de lo que paso con los 4 pacientes fallecidos acá en Jujuy en una clínica privada de San Salvador de Jujuy, no quieren saber de trasplantarse acá”. Mariana Torres

“Es muy importante la donación de órganos como un regalo de amor que permite a estos pacientes seguir viviendo. Hay que concientizar sobre el trasplante de órganos, hay que informar para que haya menos gente en los salones de diálisis a los que constantemente están entrando y es necesario hablar del tema para que haya más donantes y a la vez mas trasplantes...”

Dejá tu comentario