Nacionales | TRANSPORTE |

Muertes al volante: choferes exponen la situación del transporte

A través de un comunicado, los choferes de micros de larga distancia sacaron a la luz las irregularidades que deben encarar ante cada viaje. Un turbio entramado que involucraría al gremio, comisión reguladora y empresarios.

  • El accidente fatal en Ruta 2 vuelve a instalar los problemas de conservación de los micros.
  • Los choferes autoconvocados respondieron a las críticas y apuntaron a la CNRT, gremio y empresarios en un comunicado.

En un corto plazo numerosas tragedias viales se han sucedido, al punto que la seguridad en rutas y la funcionalidad de los micros de doble piso han quedado en tela de juicio.

En ese contexto la tragedia de Ruta 2 se convirtió en un detonante: dos personas murieron, catorce heridos de gravedad (entre ellos una mujer a quien le debieron amputar el brazo) y el rol de los conductores en tela de juicio.

Siendo blanco de numerosas críticas, el grupo de choferes de larga distancia auto convocados salió a responder las críticas, brindando las condolencias correspondientes a los familiares de las víctimas y luego profundizando en habituales causas de accidentes donde quienes deben controlar “miran por a otro lado”.

image.png

En diálogo con Radio 2 el chofer Víctor Giménez “arriesgando su cabeza”, como el describió, profundizó sobre los principales puntos del comunicado.

“Hay muchísimas irregularidades donde se ve la complicidad entre la CNRT, los empresarios y el gremio, pero la culpa siempre recae sobre los choferes. Pero nadie dice nada sobre que no se respetan los convenios colectivos de trabajo, bajos sueldos, empleados en negro, presiones para trabajar sin descanso. Tiene que intervenir el Estado, la UTA y la CNRT deben ser intervenidas, no puede ser que los choferes pongan la cara mientras que los demás actores se lavan las manos”.

Según Giménez los arreglos entre las partes llegan al punto de “duplicar las libretas” donde deberían figurar los itinerarios, sobre exigiendo al trabajador hasta el punto de quiebre. Son numerosos los comentarios de trabajadores sometidos bajo la amenaza de perder el empleo.

“No se cumplen los descansos, no hay aseo y muchas veces dormimos en los talleres. La CNRT nos persigue y la policía hace controles estrictos pero luego la boleta se trucha. Hay choferes que cargan y descargan valijas pero los sueldos siguen siendo extremadamente bajos. El sindicato no nos ayuda, se lavan las manos”.

Temas

Dejá tu comentario