Jujuy | sin reacción |

Recalculando: cómo vive la crisis el gobierno de Jujuy

La gestión provincial permaneció expectante los últimos 10 días ante el complejo escenario surgido tras las PASO que anticipó un probable cambio de gobierno; no se anunciaron medidas que respondan a la coyuntura, el gabinete luce ausente y el gobernador Morales se recluye, en medio de críticas de la oposición.

El oficialismo quedó perplejo tras el 11 de agosto. La paliza electoral que le propinó el peronismo a la coalición de gobierno que llevó a la presidencia a Mauricio Macri, dejó atónitos a propios y extraños y obligó a reabrir canales de diálogo que parecían clausurados para siempre.

La situación es compleja en extremo. El gobernador Gerardo Morales gobernará Jujuy hasta 2023, pero sólo un milagro permitirá que el condescendiente Mauricio Macri siga ejerciendo la presidencia.

En el nuevo escenario el oficialismo espera las órdenes de su líder, que intenta reinventarse sabiendo que, por la falta de recursos propios, cualquier gobierno jujeño debe tener una necesaria alineación con Casa Rosada, independientemente de quien sea el presidente. Pero la dependencia de la gestión Morales es aún mayor, dado el inédito nivel de deuda que contrajo en los primeros tres años de gestión, que no podría ser afrontado sin la asistencia del gobierno federal.

En ese contexto alrededor del gobernador reconocen que hay puentes tendidos con el Frente de Todos, más allá de las declaraciones de políticamente correctas ante los medios nacionales en donde Morales dijo confiar en que la elección “aún se puede dar vuelta”.
El gobernador dijo antes de las primarias que “conocía” a Alberto Fernández, insinuando un plan B en caso de que Juntos por el Cambio naufragara.

Pero mientras el mandatario busca hallarse a sí mismo y a su gobierno en medio del tembladeral político que vive el país, la gestión provincial permanece quieta.

Ni siquiera hubo reacción ante las medidas anunciadas por el gobierno nacional, que necesitan su ejecución local.

Ese fue el motivo de un reclamo opositor. 

“¿Qué espera el Gobernador Morales para implementar medidas en beneficio de los jujeños más necesitados?”, sentenció el diputado justicialista Juan Cardozo.

“Ante la situación de crisis que hoy atraviesa nuestro país y provincia es necesario que el Gobernador de Jujuy efectúe de manera urgente medidas en pos de los jujeños pero pareciera que en Jujuy Gerardo Morales no se da por aludido ”.

En este contexto, el legislador provincial presentó en la Legislatura un pedido de informe con el fin de que el Ministerio de Desarrollo Humano se expida sobre la situación de los comedores infantiles que funcionan bajo la órbita de esa cartera ministerial.

Del mismo bloque, la diputada María Cristina Solís expuso “estamos preocupados por la situación, no recibimos notificaciones, no trabajamos con las comisiones, no hay llamados. El dólar ha vuelto a subir, todo es preocupante”.

“Hay un silencio total muy llamativo y la gente está con incertidumbre sobre posibles soluciones les brindamos”.

“El gobernador no aparece después de sus viajes, solo en los actos y nada más”.

La misma línea siguió el diputado de Izquierda, Eduardo Hernández “hubo una brutal devaluación, nosotros creemos que la Legislatura debe tratar proyectos importantes”.

“El silencio oficial es total, las comisiones no se reúnen y creemos que es una decisión política del bloque oficialista”.

“La provincia está en piloto automática para ver solos de qué manera se afronta la crisis, el gobierno debería dar respuestas”, enfatizó.

Sin reacción y con apariciones esporádicas en redes sociales, no hubo medidas concretas del gobernador de la provincia, pese a haber declarado que se deben trabajar sobre las mismas días atrás.

Dejá tu comentario