Nacionales |

Crece el misterio por la desaparición del ginecólogo cordobés

Se trata de Daniel Casermeiro, quien está desaparecido desde el jueves a la tarde.

  • El coche de Daniel Casermeiro (61) apareció el domingo abandonado en un maizal.
  • Al parecer, el profesional de la salud tenía negocios inmobiliarios.
  • Desde el jueves 19 que no aparece.

Todo es motivo de sospecha a estas alturas para los investigadores de la desaparición del ginecólogo cordobés, Daniel Casermeiro (61). Es que al hallazgo del BMW del médico, abandonado en un maizal a las afueras de San Francisco, con el tanque casi lleno de nafta y la suma de 10 millones de pesos en el baúl no se ha tomado como un buen indicio.

La información fue confirmada por fuentes del caso: “Había dólares, pesos, euros por una suma total a los diez millones de pesos en el baúl del coche. ¿Qué es mucho dinero? Depende para quién o para qué”.

Es que el médico tenía negocios paralelos a su profesión que nada tenían que ver con la medicina.

“Se dedicaba también a los negocios inmobiliarios, manejaba mucha plata y hacía inversiones. Creemos que el día que desapareció se iba a encontrar con alguien conocido”, esgrimieron las fuentes parte de la línea de investigación.

Y en ese contexto, no pasó inadvertido para los investigadores el dato del monto que había en el baúl del BMW blanco modelo 220i encontrado por un baqueano el domingo por la mañana en un maizal ubicado en el kilómetro 90 de la ruta provincial 1, camino a la localidad de Luxardo.

Justamente en Luxardo, distante unos 15 kilómetros de San Francisco, es donde termina la pista de Casermeiro aquel jueves 19 de diciembre, a las 16, en que se lo tragó la tierra. Ya van más de 96 horas de angustia para sus familiares y vecinos de San Francisco.

También para los investigadores. “Todo es motivo de sospecha ahora”, comentaron las fuentes del caso ante la pregunta sobre la serie de allanamientos que se han hecho en las últimas horas en San Francisco. Los resultados han sido negativos.

Es más, la división de rastros volvió este lunes a rastrillar la zona del maizal donde el domingo se encontró abandonado el BMW del ginecólogo y, con la ayuda de los bomberos voluntarios de San Francisco, Freyre, Brinkmann, Devoto y Colonia Marina, peinaron a pie la zona hacia el oeste.

Según las fuentes consultadas, hay quienes creen que el coche fue “puesto” allí y no precisamente por su dueño.

El caso

El médico había salido ese jueves 19 de diciembre del sanatorio Argentino de San Francisco a las 10. Se subió a su coche, hizo un par de llamados -uno fue a su mujer- y luego nada más se supo de él.

Según dijo su nuera Virginia Travero a El Periódico, “habló por teléfono con algunas personas a las dos de la tarde y de ahí no se sabe más nada. Su última conexión de Whatsapp es a las 16 y de ahí en más el teléfono está apagado”.

Casermeiro no sólo era muy querido en San Francisco sino que fue quien ha ayudado a nacer a muchos de los vecinos, incluso al hijo de unos de los investigadores. El misterio sobre qué fue lo que sucedió con el médico crece con los días, como la consternación y la angustia.

Su búsqueda es prioridad para la investigación que comandan la fiscal de San Francisco, Silvana Quaglia, y el fiscal de Delitos Complejos, Bernardo Alberione.

Según se informó, en el caso han trabajado los bomberos con cinco drones, la División K9 con sus perros, agentes de la Policía Judicial y del Grupo Especial de Rescate y Salvamento, una patrulla aérea y una avioneta del Aeroclub local.

Fuente: Clarín

Temas

Dejá tu comentario