Jujuy | MANOS ABIERTAS | Solidaridad |

Emotivo agasajo de fin de año para personas en situación de calle

La Fundación Manos Abiertas realizó la cena de fin de año para personas en situación de calle y lo que se logró con la suma de voluntades fue increíble. La muestra de que un pequeño gesto puede hacer la diferencia.

  • Manos Abiertas realizó la cena de fin de año para personas en situación de calle.
  • Muchas personas trabajaron con un objetivo en común, compartir con quienes menos tienen.

La iniciativa que cada año es impulsada por la Fundación Manos Abiertas esta vez fue acompañada por Canal 2 a través de su programa Vagabundo y la suma de muchas voluntades.

El objetivo, compartir una cena especial, que se viva como una verdadera fiesta y como una forma de agradecer el estar juntos. Ellos que caminan las calles cada día, se conocen, son amigos y fin de año es la ocasión que esperan para poder estar todos reunidos.

Manos Abiertas que los acompaña en su andar todo el año, sabe del entusiasmo que esto les genera y que se contagia.

El día indicado todo salió tal cual estaba planeado. Un colectivo pasó a buscar a cada uno en su lugar habitual para ir a “la fiesta”, donde los esperaba un plato caliente de locro, ideal para un día nublado.

“Otro día mas que podemos zafar”, se escuchó de la boca de uno de los comensales que agregó, “un platito más, hoy zafamos, hoy comemos”. Palabras que conmueven y hacen estremecer hasta el corazón más duro.

La realidad afuera es difícil para quienes no tienen nada. Por distintas circunstancias fue la vida que les tocó vivir, la vida a la que algunos se acostumbraron y a la que otros ven solo como una mala etapa que en algún momento van a superar. También hay quienes ya tienen sus hijos y anhelan algo mejor para ellos, pero a veces es difícil tener que empezar de cero.

Los sin techo, los chicos, los patroncitos las personas que duermen en la calle, que viven en la calle o que están en situación de vulnerabilidad, necesitan de la ayuda de toda la comunidad para salir. Un pequeño gesto puede hacer la diferencia.

La cena de fin de año de la Fundación Manos Abiertas es una prueba. Muchas personas trabajaron para poder lograrlo y la satisfacción por compartir junto a quienes más lo necesitan es invaluable.

Ese momento de compartir y estar juntos les devuelve las ganas, la fuerza, el coraje para seguir.

Embed

Desde Vagabundo, un programa periodístico testimonial, no solo se busca mostrar realidades duras, sino generar lazos de solidaridad. En estas fiestas de fin de año instamos a compartir con quienes menos tienen.

Dejá tu comentario