Política | Jujuy | INSEGURIDAD | Gerardo Morales

Cuando la prioridad es la campaña y no la inseguridad

Lo que vemos es que el gobierno se empeña en mostrar obras en el marco de la campaña o de la pre campaña ya que morales anunciaría su candidatura a presidente en el mes de febrero y digo esto porque se anuncia el avance de obra del 91 por ciento del nuevo complejo penitenciario de Chalicán una obra importante teniendo en cuenta el colapso de la población carcelaria en Jujuy.

Sin embargo, vemos que en el día el servicio de seguridad, la estrategia para combatir la inseguridad, no cambia en el territorio ya que continúan los asaltos y hay sectores muy vulnerables donde es dramática la falta de presencia policial .Los otros días un docente de la Universidad de Jujuy que vive en el barrio de ADIUNJu me planteo la problemática del accionar de la delincuencia en ese sector, me comento que hay viviendas arrasadas por los saques sufridos y todo es así, entonces ¿Qué es lo que se necesita en realidad? Se debe cambiar la mentalidad de la dirigencia obsesionada por mostrar solo pantalla, cuando en realidad las soluciones están en lo que no se ve o en lo que no vende el marketing electoral.

Por otra parte el diseño urbano puede reducir creo yo, la delincuencia y juega un papel importante en la prevención del crimen.

Tengo la impresión que hay un fracaso general en el país en este sentido y en particular en Jujuy donde la planificación urbana para reducir la desigualdad y la marginalidad con intervenciones en los asentamientos. Cosa que no se hace sino por el contrario deberían ser las iniciativas más urgentes y por lo que veo van a ir a una nueva contienda electoral sin abordar estos temas de modo que se puede inferir en este sentido de que la política le ha soltado la mano a la seguridad de la sociedad.

Ocurre que las actividades delictivas son más agudas en sitios donde hay insuficiente alumbrado público, terrenos baldíos o construcciones a medio terminar, abandonadas o cuando los caminos están sin pavimentar bloqueando el acceso a los móviles policiales.

Calles abandonadas entre otras situaciones que están allí naturalizadas desde hace décadas son el escenario propicio para el cultivo del delito.

Todas estas situaciones se saltean la política, mira para el costado porque no se venden electoralmente la urgencia de los turnos electorales o el famoso arte de gobernar para las próximas elecciones no para las próximas generaciones es la tragedia del país y una desgracia para Jujuy. Porque la política lo ha podrido todo, no hay falta de recursos para hacer lo que tienen que hacer, sino que no saben implementar estrategias contundentes para combatir el flagelo de la inseguridad.

Ahora te venden en medios nacionales la modernidad pero se olvidan que la modernidad también implica terminar con la marginalidad y la desigualdad, no convivir y sostenerla como pretende la política.

Los espacios públicos en buen estado, desarrollan un sentido de identidad y dependencia en las comunidades que puede ser eficaz para erradicar el delito y hay una relación directa entre el mantenimiento del espacio público y la percepción de delincuencia.

Es por ello la importancia de erradicar la sensación de que esto o aquello es tierra de nadie. El mantenimiento de los espacios públicos es importante para evitar el vandalismo ya que potencia el sentimiento de inseguridad y que además espanta la idea de la inversión.

El crimen o el delito generan graves consecuencias por ejemplo expulsan al turismo y promueve el éxodo de las personas capacitadas reduciendo en Jujuy la oferta de personal calificado.

El crimen y el delito operan con dos elementos contraproducentes: impacto económico negativo en los sectores y efecto psicológico negativo en la gente, cuyo resultado es obturar el espíritu empresarial y devalúa los valores de la propiedad.

De modo que esto se revierte como lo hacen países del mundo que han reorientado la manera de planificar, diseñar, administrar a las ciudades y a sus asentamientos humanos.

Esto va colaborando dramáticamente en la reducción de la pobreza, desigualdad, el hambre caldos de cultivo para el ejercicio de la delincuencia en todas sus facetas.

Dejá tu comentario