Nacionales | González García | ARGENTINA | CUARENTENA

El ministro de Salud aseguró que la curva de contagios va por debajo de lo previsto

Ginés González García planteó los objetivos principales y pronosticó que los resultados de la cuarentena se observarán luego del 31 de marzo.

  • A casi una semana de que se estableciera la cuarentena obligatoria en todo el país, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, señaló que “el número de casos viene por debajo de lo que veníamos previendo”.
  • Los resultados de la cuarentena, indicó, se observarán luego del 31 de marzo.

El funcionario detalló que, para las próximas semanas, la estrategia es ganar tiempo y que los primeros resultados del aislamiento social que decretó el Gobierno nacional se observarán luego del 31 de marzo. “Allí veremos si seguimos con esta curva bien aplanada y este incremento leve”, dijo el ministro en diálogo con Verónica Lozano por Telefé.

En el último reporte, el ministerio de Salud detalló que se registraron 87 nuevos casos de contagio por coronavirus en la Argentina. La cifra de infectados aumentó a 589. Hasta la fecha, en el país se registraron 13 muertes y se aguardan los resultados de un hombre que había llegado de Miami, estaba aislado en un hotel de Recoleta y falleció en las últimas horas.

“Con respecto a la cuarentena, felicitar a todos los argentinos que la cumplen. Y a los que no lo hacen, decirles que la deben cumplir por el bien de todos. Están exponiéndose a ellos y a su familia antes que a nadie”, sostuvo González García. Y reveló: “La estrategia es ganar tiempo, en el sentido que se preparen mejor los servicios, que cuando haya demanda agregada no sea toda junta, que los sistemas de salud puedan responder, que los casos sean menos posibles y los nuevos sean de a poco, que haya un grupo de población al que menos le llegue y estén más protegidos. Y una medida constante y evolutiva, preparándonos, para todos los equipos de todas las provincias, con todas las instrucciones y el tratamiento que no es demasiado probado”.

Respecto a la compra y a la producción interna de respiradores, el titular de la cartera de Salud indicó que “Argentina tenía una capacidad limitada de producción de respiradores. Hay tres fábricas. Hay una que es la dominante, la que produce el 85% de los respiradores. La fabrica tenía 3.700 pedidos. Significaba que una producción de 80 por semana -ahora se llevó a 100- iba a llegar en marzo o abril. Le compramos todo y estamos distribuyendo de acuerdo a indicadores. Chaco tiene un estado más avanzado que otros lugares de la Argentina. La única manera de administrar justicia y equidad es que lo haga uno. La capacidad instalada no es sólo nuevos respiradores, también administrar los que ya hay”.

El ministro ratificó que los respiradores se repartirán con aviones de la fuerza aérea y que con el correr de los días, y ante la llegada al país de más reactivos, continurán descentralizando los testeos por COVID-19.

“El mundo reaccionó tarde en general. Argentina comenzó a tomar medidas antes que ningún otro país. Muchas medidas fueron antes del primer caso. Junto con eso, después sí lo que hicimos, comenzar con todo: suspensión de clases, cuarentena, etc. Eso no significa que está controlado pero sí que hay un número de casos bajos y que se esté hablando en el mundo del modelo argentino. A nuestros países vecinos no les ha ido como a nosotros. No quiero criticar pero nuestra principal obligación es que no le pase a los argentinos", respondió González García, consultado por la situación de Brasil.

En cuanto al pico de contagios, estimó que quizá se prolongue más de lo estimado. “En las hipótesis lo teníamos en la segunda quincena de abril. Quizá sea un poco más adelante. Tiene que ver cómo se va propagando el virus. No queremos el pico, porque si se da no hay sistema de salud no hay capacidad. No se puede gestionar la demanda tremenda que tienen los servicios”.

Según estimaciones oficiales, en nuestro país hay 8500 camas con respiradores, por lo que el Gobierno busca dotarse de otros 1.500 en las próximas semanas. La cantidad de camas parece suficiente, pero el problema radica en que el 80% de esas camas con respiradores se encuentran ocupadas con pacientes que poseen otras patologías.

FUENTE: Infobae

Dejá tu comentario