Jujuy | Gobierno | Enfermeros | PANDEMIA

Malestar por "contratos truchos" a enfermeros que combaten la pandemia

Mientras el gobierno provincial garantiza el sueldo a sectores que están totalmente paralizados, adeuda el pago a enfermeros que se encuentran trabajando en la primera línea, por montos que no superan la canasta básica de alimentos y por los que además no firmaron ningún contrato. Algunos llevan trabajando cuatro meses y les abonaron sólo 16.000 pesos.

  • Destrato laboral a enfermeros incorporados para combatir la pandemia en Jujuy.
  • No tienen contrato, se incumple el pago de salarios, las jornadas son extenuantes y no se les garantiza los insumos de protección.
  • La precariedad en la cual se desempeñan los trabajadores exhibe un claro contraste entre lo que exponen las autoridades en los informes del COE, donde no escatiman en elogios y arengas, sin reflejar este compromiso en la relación laboral.
  • Por falta de insumos hay 65 trabajadores infectados de hospitales y 13 trabajadores del SAME.

En el marco de la emergencia sanitaria el gobierno provincial salió en busca de lo que en otros rubros se denomina "mano de obra barata" y convocó a enfermeros, inclusive sin título, a hacer frente a la pandemia.

Como es de público conocimiento las condiciones no son las mejores, teniendo en cuenta que los montos que se le ofrecieron a este recurso humano no superan la canasta básica de alimentos y que además no hay contratos firmados. A esto se suma que las jornadas laborales son extenuantes y que es reiterado el pedido de insumos de protección.

En diálogo con Radio 2, Rolando Vásquez, enfermero delegado de la verde y blanca CTA-Autónoma, manifestó, "El Ministerio de Salud ha salido a buscar contratos de contingencia, es decir mientras dure la pandemia. Han prometido diferentes montos, de 21, 26, 28 pero en realidad ninguno cobró nada".

"Lo que sí, por la presión de la medida de fuerza en Ciudad Cultural les dieron un adelanto de 16 mil pesos y hasta el lunes quedaron en completar, pero ahí está el problema, ¿de cuánto estamos hablando? , si ningún compañero que ha sido contratado firmó nada. Ellos dicen que no es necesario firmar nada", reveló.

Vásquez manifestó que el gobierno provincial viene deteriorando la salud desde el inicio de su gestión y que la pandemia dejó al descubierto la fragilidad del sistema sanitario.

"Hace cuatro años que están y ni siquiera tuvimos uniformes, ni zapatos, ni camperas. Desde que llegó este gobierno también han cerrado los concursos. Entonces las personas que se jubilaban quedaban sus cargos perdidos".

"Nosotros tenemos 600 enfermeros que se han jubilado y no se ha repuesto ni un solo cargo. Hoy nos vemos ante una situación grave y no tenemos enfermeros capacitados".

Otra de las cuestiones que hacen ruido es que para acceder a este trabajo temporal, un enfermero debe matricularse y por lo tanto debe pagar para realizar el trámite en el Colegio de Enfermeros.

"Un enfermero para concursar o para acceder a uno de estos contratos truchos tiene que matricularse y tiene que pagar de 8000 a 9000 pesos y después la cuota de 500 pesos. Si no lo hacen quedan inhabilitados para trabajar", expresó Rolando, que mencionó también que la realidad de los trabajadores precarizados, es que una vez que termine la pandemia serán descartados.

La situación precaria en la que se encuentra trabajando el personal de salud, exhibe un claro contraste entre lo que exponen las autoridades en los informes del COE, donde no escatiman en elogios y arengas, sin reflejar este compromiso en la relación laboral.

Por otro lado, mientras se garantizan en cierta modo los pagos a trabajadores estatales que no están asistiendo a sus reparticiones, se incumple en auxiliar económicamente al sector más expuesto de la pandemia, el sostén del sistema sanitario.

El reclamo salarial no es el único, ya que hay una demanda insatisfecha en cuanto a la provisión de insumos de protección. De hecho en algunos centros de atención y hospitales, todavía el personal continúa trabajando con "barbijos sociales" donados.

Tal es el grado de exposición de este recurso humano que es uno de los más afectados por el brote de coronavirus con unos 65 trabajadores infectados de hospitales y 13 trabajadores del SAME; uno de ellos contagió a un familiar que lamentablemente falleció.

Dejá tu comentario