Jujuy | GERARDO MORALES |

Cuando las preguntas incomodan: Morales otra vez ofuscado con la prensa

Este miércoles, en una conferencia de prensa, el mandatario provincial volvió a hacer gala de su intolerancia para con la prensa. Hizo comentarios descalificadores tanto hacia una periodista como hacia una referente gremial.

Esta jornada, el gobernador Gerardo Morales brindó una conferencia de prensa acompañado del ministro de Hacienda Carlos Sadir. Uno de los temas centrales fue el bono de fin de año, lo que posteriormente motivó la consulta de los medios de prensa presentes en el lugar.

Ante la pregunta de una periodista de Canal 2 respecto de expresiones vertidas por la referente de APOC, Susana Ustarez, el mandatario se mostró ofuscado e intolerante acusando a la trabajadora de prensa de actuar como vocera de los gremios que vienen manifestando disconformidad con las paritarias.

La mala predisposición resultó más que evidente ante cada consulta formulada por la periodista, menoscabando de esta manera el trabajo de la misma, ello pese a que las preguntas se ajustaban a la propia agenda del gobierno y de la gente.

Morales, otra vez intolerante ante las preguntas de la prensa

No es la primera vez que Morales se muestra agresivo con la prensa, en el último tiempo se registraron numerosas situaciones de este tipo.

Desde la cúpula del poder hasta el último de sus funcionarios se pueden observar síntomas o actitudes concretas de violencia, algunas más graves y otras menos pero violencia en fin.

El caso se puede explicar de dos formas. En primer lugar, el machismo que emerge de una fuerte cultura patriarcal autoritaria claramente visible en la propia figura del gobernador y su poder de derrame hacia abajo en la pirámide del poder. En segundo lugar, la ira producto de la impotencia para gestionar con solvencia, algo que los convierte, todo el tiempo, en una brasa caliente.

Estos desequilibrios emocionales son muy peligrosos en medio del contexto de sensibilidad que viven los jujeños tras el paso de la pandemia combinado con la crisis económica que vive el país. Es ahí cuando el poder se debe ejercer con más responsabilidad y equilibrio.

Lamentablemente no es el caso del gobierno de Jujuy y particularmente del gobernador que pretende ser candidato a presidente aun rompiendo todos los límites posibles y con niveles de indiscreción sin precedentes en medio de un país que implora todos los días un poco de cordura, respeto y sobre todo humildad para superar la crisis.

Dejá tu comentario