Salud | España | plasma | En España

Donó plasma, viajó a España a estudiar y ya no tiene más anticuerpos

Marisol se recuperó de covid-19 y pudo donar plasma 3 veces: "Donar es una oportunidad de salvar a otros".

  • Se contagió en Madrid, España, por compartir un lápiz labial con una amiga el 10 de marzo.
  • Cursaba una maestría en esa ciudad y regresó a Buenos Aires antes de que cerraran las fronteras y comenzara el aislamiento obligatorio.
  • Se la conoció como "la paciente 130".

Su historia circuló por todos los medios, ya que fue la paciente número 130, a la cual se le diagnosticó coronavirus, en el mes de marzo, luego de compartir un labial con su compañera de estudios, en España donde realizaba una maestría de administración en la IE University.

Luego de un mes, ya recuperada de la enfermedad, pudo donar plasma en 3 ocasiones, que fue lo máximo que le permitieron. Y a fines de junio logró conseguir un vuelo de repatriación de Aerolíneas Argentinas que la llevó de vuelta a España, para continuar con sus estudios.

Marisol posee tres nacionalidades, argentina, española y polaca. Y además posee residencia en Madrid.

Embed

“Tuve que mostrar mi papel de residencia en España, la matricula de Universidad, el alquiler del departamento, el seguro médico, los papeles del banco y mi empadronamiento en el ayuntamiento de Madrid”. Dijo refiriéndose a los controles que debió realizar en el aeropuerto de Ezeiza.

Luego de cruzar la zona del check-in, tuvo que atravesar migraciones donde la hicieron firmar un papel:

Decía que la Argentina no se hacía responsable de repatriarme, que me iba consciente de que había una pandemia y bajo mi responsabilidad. Decía que la Argentina no se hacía responsable de repatriarme, que me iba consciente de que había una pandemia y bajo mi responsabilidad.

Ya en España, y tras haber retomado los estudios, se enteró de algo que la preocupó, y es el hecho de haber perdido los anticuerpos necesarios para defenderse del virus, con lo cual, es posible volver a contraer el Covid-19.

“Cuando doné plasma me hice el estudio que muestra el índice IgG, y estaba en 4. Pasé de eso, que es un buen número, a 0,9, que es negativo."

image.png

"Fue una bomba saber que se habían ido. El médico me dijo que eso puede suceder en un mes, en mi caso fue bastante más. Por eso es súper importante donar plasma en cuanto se pueda”.

Al consultar con los médicos, le dijeron que esto era normal que los anticuerpos duran entre dos y tres meses y le contaron que ya habían tenido más de dos mil casos de este tipo.

En la calle, la nueva normalidad -como se llama al estilo de vida de los países que relajaron la cuarentena- la impactó. Desde el 22 de junio, España -con 250.545 infectados y 28.395 muertos- dejó atrás el confinamiento. “Es completamente distinto a lo que conocía. Es fuerte que a pesar de la cantidad de muertos que hubo en España, muy poca gente usa barbijos. Serán cuatro de cada diez. En Argentina aprendimos muy bien el uso del tapabocas. Creo que maduramos un montón”.

image.png

Aunque al principio no quería salir del departamento que alquila con el corer de los días, junto a sus amigos Santiago Sainato y Viviana Palacio comenzó a frecuentar los bares. “Están abiertos como si nada. Adentro la gente está sin barbijo. Eso sí, en todos lados tienen alcohol en gel para desinfectar y los meseros con barbijo y guantes descartables. La primera vez que fui, mi amiga me decía que no paraba de temblar. En las tiendas, o el súper, se entra con barbijo puesto y tienen desinfectante para el changuito y guantes descartables, que tirás al salir”, describe.

image.png

Marisol quiso plasmar en 158 páginas todo el proceso de su enfermedad: desde el contagio en Madrid el 10 de marzo, el miedo a la muerte y la estigmatización hasta la feliz recuperación y la decisión de donar plasma.

Embed

Dejá tu comentario