Jujuy | En Jujuy |

Viviendas: el gobierno quedó muy lejos del objetivo

En el inicio de gestión, el gobierno provincial anunció un ambicioso plan para la construcción de 4mil viviendas por año; pasó el tiempo y ésa promesa quedó demasiado alejada de la realidad. Ahora la coyuntura marca que recién para el cierre de 2019 llegarían a entregar 4mil en cuatro años, según los propios datos que maneja el Instituto de Viviendas de Jujuy.

En mayo de 2016, el gobierno provincial lanzaba un plan para construir 4.000 viviendas por año. En el mismo se establecía la metodología de demanda libre y sorteo.

Asimismo, se señalaba la modificación de los sistemas de control de las obras en construcción, en la que los adjudicados tendrán un papel importante en la fiscalización.

El gobernador Morales ponía énfasis en la necesidad de respetar los plazos de finalización de los proyectos de modo tal de “evitar la paralización de las obras y entrar a una re determinación de precios que nos es reconocida por Nación, sino que la paga la provincia”.

El anuncio, visto a la distancia se percibía como muy prometedor, pero quedó bastante alejado teniendo en cuenta lo que realmente se terminó concretando en lo que va de la actual gestión.

Para verificar esta situación se consultó al titular del Instituto de Viviendas de Jujuy, Gustavo Muro sobre las cifras oficiales en la entrega de casas hasta el momento.

“Tenemos un compromiso de entregar 1200 viviendas, hemos entregado cerca de 500 viviendas en lo que va del año y esperamos llegar a las 600 hasta fin de 2018”.

Al señalarle que el propio gobernador había prometido 4mil casas por año, Muro respondió “hemos conseguido en el año 2017 el financiamiento para las 4mil viviendas y estamos generando nuevos programas provinciales y de créditos hipotecarios para realizar trabajos”.

Inmediatamente uno podría señalar la delicada situación financiera actual, tanto a nivel país como provincial para justificar el no haber llegado al objetivo inicial. Ajustes y recortes aparecerían como los motivos esenciales, por ejemplo la quita del Fondo Federal Solidario. Pero el propio titular del IVUJ meses atrás marcaba que la quita de ése subsidio no iba a afectar las obras que ya están siendo ejecutadas y tampoco tendrá gran impacto en la entrega de viviendas el año próximo.

La situación del país se está reflejando en las provincias, en el caso particular del Instituto de Viviendas no hemos bajado la actividad por el apoyo de las empresas y distintas herramientas financieras ”, relataba.

Es entonces que no se llega a comprender el motivo esencial por el cual solo se va a cumplir un cuarto del compromiso al comienzo de la gestión.

En Abra Pampa se entregaron 30 unidades habitacionales en el barrio Bella Vista. Esto se dio en el marco del Programa Federal “Techo Digno”, los últimos días del mes de octubre. 

Las casas se entregaron con termotanques solares, con una tipología de planta baja, con 57 mts2 aproximadamente, entre espacio cubierto y semicubierto, dos dormitorios, cocina-comedor y baño.

Por ser zona minera, se destinó un 15% del total, es decir que 5 familias fueron las que accedieron a su hogar por el cupo minero.

La anterior, a principios de octubre, había sido para los beneficiarios sorteados del Gran Jujuy (San Salvador de Jujuy, Palpalá y Yala).

Específicamente los programas habitacionales entregados correspondían a las 50 y 34 viviendas e infraestructura ubicadas en el barrio Florida, Palpalá.

Dentro de esas 84 viviendas entregadas, se cumplió con la normativa que contempla el cupo para personas con discapacidad y ex combatientes de Malvinas.

Donde al parecer sí se ha logrado un avance considerable es en la adjudicación de los territorios, sobre todo teniendo en cuenta que en varios casos debieron recuperar terrenos que estaban atravesados severas anomalías, incluso en algunos casos las usaban para hacer fiestas.

Hemos recibido una gestión donde lamentablemente encontramos irregularidades, muchas de ellas actualmente están en la justicia y siendo investigadas. Hemos vivido una época donde las organizaciones sociales entregaban viviendas sin ningún tipo de papel, desalojaban por la fuerza si no respondían a ellos”, expresó Gustavo Muro.

Eso ha llevado a que mucha gente tenga dos o tres viviendas, también otra gente que necesitaba una vivienda no fueron adjudicadas”.

Temas

Dejá tu comentario