Jujuy | Elecciones 2017 |

Con susto, el PJ se queda con el segundo lugar

La gran elección de la Izquierda casi deja al partido que supo acumular todo el poder en un inédito tercer lugar; Snopek será senador y el ex intendente de la Capital, José Luis Martearena, consiguió una banca como diputado nacional.

Entre las variadas lecturas políticas que dejan las elecciones legislativas de 2017, la crisis de la dirigencia peronista se confirma y vuelve a mostrar indicios de un cambio de época en Jujuy. 

El partido que supo acumular el poder desde el regreso de la democracia hasta hace tan sólo dos años, se vio esta vez en serias dificultades para instalarse como la segunda fuerza de la provincia, y estuvo cerca de perder representación en el Congreso Nacional a manos de un puñado de dirigentes de Izquierda, que pese a las inconsistencias de sus utopías, supieron capitalizar el voto castigo de cierto sector de la ciudadanía a la política tradicional en la figura de un trabajador municipal de enorme empatía con los jujeños jóvenes y los independientes, como Alejandro Vilca. 

Jujuy es una provincia peronista, afirmaban los que hacen política. Esa sentencia hoy está cada vez más discutida, y la prueba de ello está en el sufrimiento que le provocaron los primeros guarismos a la dupla conformada por Guillermo Snopek y José Luis Martearena, que se vieron afuera del Congreso durante un pasaje de la carga de telegramas en el escrutinio provisorio. 

Otros aseguran que el peronismo es tan fuerte que sigue vivo a pesar de los dirigentes que hoy lo representan. 

Lo cierto es que con alrededor del 20% de los votos, el Frente Justicialista logra sobrevivir y prolongar su estadía en el Congreso Nacional. 

En la Legislatura perdió diputados, pero seguirá siendo un bloque opositor consolidado. El apellido Fellner seguirá teniendo lugar dentro de la llamada Casa de Piedra, ya que Liliana, hermana del ex gobernador Eduardo, dejó de ser senadora pero consiguió una banca. La sombra del ex vicegobernador Guillermo Jenefes y del diputado Rubén Rivarola sobrevuela a candidatos que también resultaron electos bajo su tutela política. 

Así el peronismo resiste pero viene en baja, y sus dirigentes, que hasta hace poco gobernaban la provincia, van dejando en el camino votos y sobre todo, capital político. 

 

 

Dejá tu comentario