EE_UU

Donald Trump criticó a un distrito de mayoría afroamericana

El mandatario estadounidense apuntó contra un legislador demócrata que investiga a la familia presidencial. Los comentarios recibieron la condena inmediata por parte de los demócratas, que volvieron a denunciar un "racismo" en las expresiones, pero el republicano se reafirmó en su postura.

Los dichos de Trump se produjeron en una serie de tuits dirigidos al representante demócrata Elijah Cummings, un fuerte crítico del gobierno republicano cuyo distrito cubre gran parte de Baltimore.

"El distrito de Cumming (sic) es un desastre asqueroso, infestado de ratas y roedores", escribió el presidente, y lo calificó de "el peor y más peligroso" del país.

"Ningún ser humano querría vivir allí", dijo, en un ataque aparentemente provocado por las críticas de Cummings a las duras condiciones que enfrentan los aspirantes a solicitantes de asilo en la frontera con México.

"Cummings ha sido un matón brutal, gritándole a los grandes hombres y mujeres de la Patrulla Fronteriza sobre las condiciones en la frontera sur, cuando en realidad su distrito de Baltimore es MUCHO PEOR y más peligroso", acusó Trump.

La diatriba matutina del presidente provocó una tormenta de críticas, menos de dos semanas después de que la Cámara de Representantes lo condenara por comentarios "racistas" dirigidos a una legisladora nacido en Somalia y otras tres congresistas de color.

Nancy Pelosi, presidenta demócrata de la Cámara de Representantes cuyo padre fue alcalde de Baltimore, acusó a Trump de haber cometido un ataque racista. "@RepCummings es un campeón en el Congreso y en el país por los derechos civiles y la justicia económica, un líder querido en Baltimore y un colega muy apreciado", tuiteó Pelosi. "Rechazamos los ataques racistas contra él y apoyamos su firme liderazgo", agregó.

Trump ha puesto la animosidad racial en el centro de su campaña reelectoral, convencido de que esa retórica enardecida fortalecerá el apoyo de los trabajadores blancos y atraerá a los votantes que temen los cambios culturales en el país.

En una respuesta directa a Trump, Cummings tuiteó: "Sr. Presidente, yo vuelvo a casa en mi distrito diariamente. Cada mañana me despierto y voy a pelear por mis vecinos. Mi deber constitucional es ejercer la supervisión de la Rama Ejecutiva. Mi deber moral es luchar por la gente de mi distrito".

El ex vicepresidente Joe Biden, el demócrata con más chances a desafiar a Trump en 2020, le respondió directamente al presidente en Twitter. "Es despreciable que usted lo ataque a él y a la gente de Baltimore de esta manera", escribió Biden. "Una vez más, has demostrado ser incapaz de ocupar el cargo. Se supone que un presidente debe levantar a esta nación. No tirarla abajo".

Hubo una condena similar por parte de media docena de candidatos de la Casa Blanca, incluido el senador Cory Booker, quien tuiteó un video en el que se ve cómo un presentador de CNN, negro y originario de Baltimore, se quiebra en el aire ante el ataque a su ciudad natal. "Esto es doloroso. Este es un momento moral y definitorio en Estados Unidos", escribió Booker. "El silencio es una complicidad tóxica".

Fuente: Infobae

 

Temas

Dejá tu comentario