Saludarte | CUARENTENA OBLIGATORIA |

Recomendaciones para los días fríos de cuarentena

Más tiempo en casa, poca actividad física y con el otoño encima. Días más fríos y surge la pregunta ¿Qué comemos?

  • En plena cuarentena muchas actividades quedan restringidas y otra, en cambio, cobran vital importancia.
  • Sin lugar a dudas, la alimentación se encuadra entre estas últimas.
  • Aquí algunos consejos a tener en cuenta.

Estar en casa la jornada completa nos permite realizar diferentes actividades. Una de ellas es cocinar. Y en estos días en que las temperaturas van bajando, surgen esas ganas de comer un plato calentito y sabroso.

La licenciada en nutrición Janet Daj habló con el programa Saludarte (que se emite por Radio 2) y nos dio consejos para poder cocinar comidas calientes, sabrosas y saludables.

"La alimentación es un derecho y como derecho debe ser placentera. Tratar de que esa comida sea rica y que nos dé placer"

En ese sentido, explicó que existen diversas formas de cocinar esas comidas que son hipercalóricas, más livianas, con menos grasas pero que deben ser acompañadas con alguna actividad física.

La primera recomendación de Daj es que debemos estar atentos a las porciones y tratar de no repetir.

"Una porción adecuada para un guisante es el hondo del plato"

Para preparar guisos saludables debemos evitar los aceites calientes, por lo tanto no fritar las cebollas con aceite, sino rehogar las cebollas en agua o cocinarla con los jugos de los otros ingredientes, como la carne o el tomate. Tratar de que las carnes sean lo más magras posibles.

imagen.png

Al ser una preparación acuosa nos permite incorporar la mayor cantidad de verduras. Evitar juntar hidratos similares, es decir si se utiliza papa no agregar arroz o fideos, en el caso de hacerlo tratar de no superar la media taza.

Los condimentos son una buena opción para realzar y encontrar los sabores, "no están prohibidos y no son dañinos". En el caso de tener una patología gastrointestinal, evitarlos.

La sopa, "esa agüita calentita que manda una señal de saciedad al cuerpo nos ayuda a no tener tanto hambre en el plato principal". Y para que cumpla está función no debe tener carnes ni cereales, solo verduras. Si elegimos hacer una sopa “pulsuda” y agregarle carne, tratar de reemplazar el puchero por otro corte con menor cantidad de grasa. En este caso, la sopa pasaría a ser el plato principal.

Por último, y no menos importante, el postre, ese momento dulce del día.

Daj nos recuerda que "siempre podemos encontrar una versión más liviana de la recetas y reemplazar esos ingredientes con mayor cantidad de calorías".

Las recetas a base de avenas, semillas y otros tipos de azúcares o harinas son más saludables, más fácil de digerir pero algunas veces tiene las mismas cantidad de calorías o más que otro tipo de postres, como un bizcochuelo común Las recetas a base de avenas, semillas y otros tipos de azúcares o harinas son más saludables, más fácil de digerir pero algunas veces tiene las mismas cantidad de calorías o más que otro tipo de postres, como un bizcochuelo común

Además nos recuerda la importancia de las porciones. "La idea no es comerse medio bizcochuelo sino una porción y con eso satisfacer las ganas de comer algo dulce. Una buena opción es preparar porciones individuales o más chicas e ir separando para comer un poco cada día".

Dejá tu comentario