Nacionales | CLASES

Tras una tensa reunión con Larreta, Alberto ratificó la suspensión de las clases presenciales

"Vamos a seguir adelante con el decreto", anunció el Presidente luego de reunirse con Horacio Rodríguez Larreta. No garantizó la reapertura de las escuelas para mayo.

  • La reunión de casi dos horas entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta no modificó las medidas anunciadas.
  • Sin embargo la Ciudad de Buenos Aires ya apeló el Decreto presidencial ante la Corte Suprema.

No hubo marcha atrás. Las clases presenciales estarán suspendidas durante al menos 15 días en el AMBA, entre el 19 y el 30 de abril. Y tampoco hay certezas de que regresarán en mayo, de acuerdo a las respuestas que brindó el Presidente en una conferencia de prensa que brindó en Olivos luego del cónclave.

El jefe de Estado justificó su visión: “Desde que volvieron las clases, la curva de contagios ascendió precipitadamente”.

Embed

“Todos los datos científicos dan cuenta que el problema no ocurre en los colegios. Sí ocurre que detrás de la presencialidad de los alumnos en los colegios se genera un movimiento social que incrementa mucho la circulación ciudadana. Es justamente esa circulación la que provoca que aumente el riesgo de contagio”, introdujo.

Y avanzó: “Venimos viendo que desde el día en que las clases han vuelto la curva de contagios ascendió precipitadamente. También lo que estamos viendo es que en el área concreta de CABA el mayor incremento de casos se da entre persona de 9 a 19 años. La curva allí es exponencial”.

“Le expliqué al jefe de Gobierno que el plan nuestro es reducir durante 15 días drásticamente la circulación porque reduciendo drásticamente la circulación vamos a reducir drásticamente los contagios. De ese modo vamos a dar tiempo al sistema sanitario de la Ciudad para ir liberando camas de otras patologías y ponerlas en atención exclusiva de enfermos de covid”, agregó.

COVID 19 - Conferencia de prensa del presidente Alberto Fernández desde Olivos

Las frases más destacadas del Presidente

-Terminamos una reunión donde pudo plantearme sus preocupaciones, inquietudes y miradas sobre el presente.

-Le expliqué a Larreta algo que siento y que siente Kicillof. Que es que todos quisiéramos que se vuelta a la presencialidad educativa lo antes posible.

-En CABA el mayor incremento de casos se da en personas de entre 9 y 19 años.

-Hemos superado en la Ciudad largamente el pico más alto que reconocimos en la primera ola.

-En la última semana ha vuelto a incrementar el número de fallecimientos por COVID-19.

-Solo reduciendo la circulación podemos contener el número de contagios.

-La saturación de camas obedece a que las clínicas atendieron otras patologías.

-El plan nuestro es reducir durante 15 días drásticamente la circulación.

-Se mueven alumnos, docentes, no docentes, padres, madres. Un número importante de gente que vuelvo a repetir, representan casi un tercio de la circulación presente.

-Entiendo el deseo y preocupación de Larreta, pero yo tengo una responsabilidad y la voy a hacer cumplir.

-El AMBA es hoy el foco infeccioso más claro que tiene la Argentina.

-El comienzo de las clases coinciden con el aumento de casos en la región.

-Tuvimos una buena conversación con Larreta. No es un acto de altanería ni de prepotencia.

-No estamos con tiempo para dudar.

-Invité a Larreta a seguir trabajando juntos, más allá de las diferencias.

-Buscamos aflojar la tensión que tiene el sistema hospitalario de la Ciudad.

-Le transmití mi decepción a Larreta, sentía que negociaba con él y por otro lado firmaban algo distinto.

En la reunión ambos dejaron en claro sus diferencias respecto a la presencialidad en las escuelas del AMBA. Fernández le dijo a Larreta que prometió controles en CABA que -para el Presidente- no se llevaron a cabo mientras que Larreta contestó en el mismo sentido: dijo que las escuelas no generan contagios y que la medida no fue consensuada. El vínculo, que el año pasado pasaba su mejor momento, se desgastó con el correr de los meses y ahora existe una enorme desconfianza entre las partes.

Es en este marco que la Ciudad fue a la Corte Suprema de Justicia para apelar la decisión del Ejecutivo con el objetivo de que los chicos no abandonen la presencialidad. “El lunes tienen que estar en las escuelas”, sostuvo el jueves.

Es muy posible que la Corte Suprema postergue su decisión ya que no quiere inmiscuirse en cuestiones políticas, por lo que el lunes los chicos no volverían a las aulas y deberán tener clases virtuales.