BANNER SORTEO ESPECIAL WEB2
Mundo | celular | HIJOS |

Fue al técnico pensando que su celular estaba roto y era que sus hijos no la llamaban

Ocurrió en México. Uno de los empleados del local llamó al hijo de la mujer y le pidió que por favor se comunicaran con ella.

  • Llevó a arreglar su celular porque pensó que estaba roto y en realidad no sonaba porque nadie la llamaba.
  • “Tengo más de un año que mis hijos no me contestan", le dijo la mujer al técnico.

Una mujer fue al servicio técnico porque pensaba que se le había roto el el celular pero descubrió que no sonaba porque en realidad nadie la llamaba.

Ocurrió en México. En un video publicado en el diario Milenio se puede ver el momento en el que la mujer llega al local y le entrega el teléfono a uno de los empleados que aprovechando la ignorancia de la mujer intenta estafarla.

“Tengo más de un año que mis hijos no me contestan, y yo digo: ‘¿qué pasa?’ Pues el celular es el que no sirve. ¿Cómo no me van a hablar mis hijos?”, expresó Aurora Hernández.

Luego de escucharla, el joven le dice que el arreglo le costará 1.500 pesos por lo que la mujer rompe en llanto y se retira ya que no puede pagarlo.

Sin embargo, antes de que salga por la puerta aparece otro empleado que le pregunta qué es lo que está pasando. “Fui con ese muchacho y me cobra un montón de dinero... Yo no tengo ese dinero, yo lo que quiero es hablar con mis hijos”, comenta.

Al oír esto, el empleado se ofrece a arreglar el celular y le pide que no se preocupe por el precio. Pero cuando se presta a revisarlo se da cuenta que el celular funciona a la perfección.

Ocurrió que el teléfono de la mujer no sonaba por el simple hecho de que nadie la llamaba. Fue entonces cuando decidió llamar a los hijos de la mujer para que se comuniquen con ella.

Me trajo un celular a arreglar que porque no funciona. Lo único que quiere es hablar con ustedes. No sé si pueda hacerle ese milagro. Les doy mis datos y todo por si gusta venir a verla”, le dijo el empleado al hijo de Aurora.

FUENTE: Los Andes.

Temas

Dejá tu comentario