Travesía Cultural | Celebración

Fiesta Nacional de los Estudiantes en Jujuy

 

La primavera por Botticelli.

 

JUJUY, VESTIDA DE ALEGRE PRIMAVERA

 

De voces estudiantiles, de aromas milagreros, de colores lilas de jacarandáes, de rosados, amarillos y blancos lapachos. Hasta los pájaros sobrevuelan las montañas y pregonan: Ha llegado la primavera y con ella la Fiesta Nacional de los Estudiantes en Jujuy.

El protagonismo de la juventud, una vez más, se manifiesta  en las obras de arte que construyen sus manos creativas, inquietas y audaces. Hablamos de las carrozas representativas de sus colegios. En ellas, en lo que significan, vibra la pasión de sus espíritus, el deseo de desentrañar los misterios de la vida.

Jujuy se transforma en esta fiesta tradicional que comenzó hacia 1949 cuando San Salvador, capital de la Provincia se convirtió por decisión ministerial de la Nación, en sede de la Fiesta Nacional de la Juventud. Registros de los años 1950/ 51 hablan de carrozas mostrándose alrededor de la plaza Belgrano. Ya en 1952 fueron siete las que pasearon a decenas de reinas y princesas. La elección de la Reina de los Estudiantes constituyó la culminación de la misma y colegios centenarios como El NACIONAL N°1 no solo soñaron con esta elección sino que trabajaron arduamente para su concreción con representantes juveniles y bellas de todo el país.

Hoy, la juventud de la patria canta a Jujuy.

Y también nosotros, los padres, abuelos, los grandes, que vivenciamos, año a año, la frescura de la vida, pensamos en estos tiempos en el destino político de nuestra provincia y de la patria grande, y sentimos que la esperanza de los jóvenes nos pone de pie para fortalecernos en la búsqueda de ilusiones y proyectos sembradores y de progreso. Nos contagia este renacer y deseamos que Jujuy sea no solo el centro de la Fiesta Nacional de los Estudiantes sino también de la Primavera.

Los hombres estamos entrelazados en lo sagrado, protegidos por la Pachamama que luce resplandeciente y por  todos los guardianes de Dios.

 

¡Feliz Primavera, varones y mujeres queridos!

 

 

 

Susana Quiroga

Dejá tu comentario