Jujuy | CAUCHARI |

Parque solar: apuran la obra y hay conflicto

El gobierno confirmó que la inauguración de dos de los tres parques solares que se construyen en Cauchari serán inaugurados el 1° de octubre, sin embargo, un grupo de trabajadores expresó su malestar por el recargo de horas y las extenuantes condiciones en las que aseguran trabajar.

El gobierno quiere evitar otro desgastante corrimiento de los plazos en la obra que se construye en plena puna: el parque solar de 300 megavatios, el más importante de Sudamérica en su tipo. 

El plazo inicial era mayo de 2018, según palabras del gobernador Gerardo Morales, quien se puso al frente de la iniciativa y es quizás su principal apuesta desde que asumió el poder en Jujuy. 

Distintos inconvenientes nunca lo suficientemente bien explicados hicieron que la conclusión de la obra se postergue y el retraso ya lleva 18 meses. 

Por lo que se sabe, la construcción de una estación transformadora debió hacerse en paralelo ya que resulta imprescindible para que la energía que produzcan los paneles solares del parque pueda transportarse al sistema interconectado nacional y salir de la provincia. 

Esa obra sin embargo comenzó con retraso. Es el motivo que se antepuso, de modo superficial. Terminar el parque sin la estación transformadora hubiese sido perjudicial para las instalaciones, dijeron los funcionarios. 

Superado ese obstáculo, el parque aún se sigue construyendo. Con la presión de la demora, el gobierno intenta terminar contrarreloj la ejecución.

Esto ha generado focos de conflicto que llegaron a paralizar la obra por una protesta. 

reclamo-cauchari-parque-solar_926.jpg

 

Los trabajadores han manifestado que les exigen jornadas de hasta 11 horas, con una alimentación deficiente que les impide reponer energía. 

Hoy exigieron la presencia de los directivos de la UOCRA, gremio que los representa. 

El gobernador Morales sostuvo que en este momento son 1.200 los obreros que se encuentran abocados a la finalización del parque. “Nos urge comenzar a facturar”, dijo el mandatario. 

Jujuy, a través de la empresa JEMSE, tiene en su poder un contrato firmado con la empresa mayorista de energía CAMMESA, que se comprometió a comprar el producto, pagando 60 dólares el megavatio. 

Con ese dinero, el gobierno obtendrá una pequeña renta, luego de pagar los compromisos que tiene con el EXIMBANK chino y los inversionistas de Wall Street, financistas del proyecto. 

 

 

Dejá tu comentario