Nacionales | billetes |

A fijarse en casa: cómo es el billete de $50 que llega a valer 50 mil

Un billete de solo $50 llega a multiplicar por mil su valor por un grosero error en la impresión de la tinta, dejándolo sin detalles en el fondo del frente.

El interés por la numismática está creciendo a pasos agigantados. Muchas fallas de monedas y billetes despiertan fuertemente la curiosidad de coleccionistas, los que están dispuestos a comprarlos por precios increíbles.

Este es el caso de un billete de $50 que por un error en la impresión de la tinta se comercializa por un valor astronómico.

Ante un billete así el primer impulso de cualquier persona sería tirar el billete por miedo a que no lo acepten en ningún lado. Pero en general conviene tomarse un tiempo e investigar ya que siempre existen coleccionistas que pagan sumas mucho mayores al valor de los billetes cuando estos tienen errores que los convierten en piezas únicas.

image.png

En este caso, podemos ver un billete de $50 que se vende por $50.000 por un error de impresión de la tinta que afecta a todos los detalles del fondo de la impresión. Este error hace que el billete tenga un valor agregado que multiplica por mil al del original. Este producto se ofrece en Mercado Libre, un lugar donde es muy común ver publicaciones de billetes como estos, ideales para los fanáticos de la numismática.

image.png

En general, este tipo de errores no suele ser tan notorio, pero en este caso la falla se ve a simple vista: aun el más despistado nota en un primer vistazo que le falta algo al billete en el frente.

Este tipo de errores muchas veces no resultan tan fáciles de observar por eso es conveniente prestarles atención para no descartar los billetes, ya que nunca se sabe si se trata de un error que suma valor al billete y si existe interés en el mismo de parte de la comunidad de numismática.

Muchas veces, cuanto más extraño sea el error, más caro puede llegar a valer el billete. Todas estas razones nos demuestran que tenemos que prestar mucha atención a los billetes que pasan por nuestras manos, nunca se sabe cuando se tiene un diamante en bruto.

FUENTE: MDZ

Temas

Dejá tu comentario