Nosotras |

Yoga en casa: Postura de ángulo lateral extendido

Una asana ideal para principiantes. Mejora el flujo respiratorio y atrae la calma de la mente, por lo que previene depresión y estrés.

  • Cada postura de yoga es una invitación a mirar hacia adentro.
  • En nuestro interior está toda la información que necesitamos para sanar alguna dolencia tanto física como emocional.
  • Pero, para ello, se requiere disciplina y responsabilidad. La práctica de yoga es un camino de encuentro y de sanación.

Te contamos cómo hacer la postura del ángulo lateral extendido o, en sánscrito, Utthita Parsvakonasana.

image.png

¿Cómo practicarla?

  • Empezamos en Tadasana (la postura de la montaña). Hacé tres respiraciones profundas.
  • Expulsá el aire por la nariz al tiempo que separás las piernas al doble ancho de caderas.
  • Girá el pie derecho 90º hacia fuera (hacia la derecha).
  • El talón derecho y el arco del pie izquierdo deben estar en línea para que la alineación sea la correcta.
  • Respirá hondo mientras levantás los brazos para ponerlos en cruz.
  • Estirá los brazos con las palmas hacia abajo.
  • Flexioná la rodilla derecha e incliná el cuerpo hacia este lado hasta formar un ángulo de 90º entre el muslo y el resto de la pierna.
  • La pierna izquierda está bien estirada.
  • Inhalá y exhalá lento y profundo.
  • Llevá el codo sobre la rodilla derecha y la mano izquierda sobre la cadera.
  • Una vez más respirá profundo y estirá el brazo izquierdo tratando de formar una línea recta con la pierna izquierda y el tronco.
  • Proyectá el hombro derecho hacia delante y el izquierdo hacia atrás.
  • Bajá la mano derecha y apoyala a la derecha del pie.
  • Para no perder el equilibrio, mirá un punto fijo enfrente. Caso contrario, mirá la pala de la mano que está arriba.
  • Sostener entre 30 segundos y 1 minuto.
  • Realizar la práctica hacia el lado contrario.

Beneficios

image.png
  • Esta postura fortalece los cuádriceps y el abdomen pero, además, permite el estiramiento de varios músculos que rodean la columna vertebral.
  • Es muy bueno para mujeres que están atravesando los últimos meses de embarazo, pues ensancha las caderas.
  • Previene la enfermedad del lumbago y los dolores de la ciática y ayuda a mejorar la respiración, ya que beneficia a los pulmones.
  • Un dato a destacar es que elimina la grasa y atrae la calma de la mente, prevenir depresiones, fatiga y estrés.
  • Además, este esfuerzo continuado es bueno para mejorar en resistencia.
  • Es buena para las articulaciones. Tanto las rodillas, los tobillos, la cadera y la muñeca se ven beneficiadas.

Recomendaciones

image.png
  • Evitar practicarla si se sufre de dolor de cabeza o cuello recurrente.
  • En caso de tener cirugía en rodillas, tobillos, codo o muñeca realizarla con precaución. Ante la primera molestia, desarmar automáticamente.
  • Evitar elevar los brazos si se sufre de presión arterial alta, en ese caso mantener las palmas de las manos en las caderas.
  • Ante una lesión en la ingle, tomar una postura más corta.
  • Quienes tengan lesiones en el cuello, abstenerse de mirar hacia arriba y mirar hacia adelante.
FUENTE: La Voz

Dejá tu comentario