Jujuy | Virgen | Río Blanco | Jujuy

Se celebró el Centenario de la Coronación Pontificia de la Virgen de Río Blanco, patrona de Jujuy

La Misa Solemne fue presidida por el Obispo César Daniel Férnandez, mientras que la feligresía fue convocada a seguir las actividades desde casa. "Estamos en un momento difícil sanitariamente y eclesialmente aquí en Jujuy", dijo el Obispo y profundizó en lo indispensable de la presencia materna de Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya.

Este sábado finalizó el Octubre religioso en Jujuy con la celebración del Centenario de la Coronación Pontificia de la Virgen de Río Blanco y Paypaya.

Con una solemne Misa desde el Camarín de la Santa Patrona, el Obispo César Daniel Fernández convocó a los jujeños a acompañar en esta fecha especial desde sus casas, en el marco de las disposiciones sanitarias que rigen.

En el inicio de la homilía hizo referencia al contexto en el cual se lleva a cabo el aniversario y dijo que "Dios lo ha querido así”. Luego profundizó en que la presencia materna para todos es indispensable.

"No hay vida sin madre, no hay supervivencia sin madre, no hay desarrollo, no hay fortaleza, madurez, si no hay madre. Eso es lo que entendió el pueblo jujeño", expresó el Obispo.

Embed

Recordó que hace cien años atrás se procedió a la Coronación Pontifica de la Virgen, en un acto simbólico y efectivo del cual participaron diversas personalidades.

Citó a Monseñor Pablo Padilla y Bárcena quien en aquella oportunidad definió: "En el regazo de la madre del Rosario están cifradas las esperanzas de los creyentes de Jujuy, ella enjuga sus lágrimas, cicatriza sus heridas, fortalece sus esperanzas, a todos parece sonreír".

El Obispo Daniel Fernández reconoció que "Estamos en un momento difícil sanitariamente y eclesialmente aquí en Jujuy".

"Le pedimos (a la Virgen) que esté. En cada hogar hay un sufrimiento, un dolor de distinto tipo. No desesperemos, no corramos desorientados sin saber a dónde ir, aquí hay alguien que permanecerá con nosotros para siempre para que le dejemos todo lo que nos aflige".

Hay que recordar que Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya fue nombrada Patrona de la Diócesis de Jujuy, por el Papa Juan XXIII en el año 1960, a pedido de Monseñor Münh. Por otro lado, la sagrada imagen venerada por los jujeños, fue coronada en el año 1920, durante una gran celebración que dio inicio en los días previos a la solemne ceremonia.

Según historiadores de aquellas épocas, las actividades comenzaron el 21 de octubre de 1920, con el rezo de la novena en honor a la Virgen, a las 20.00 horas. La misa previa a la coronación pontificia se llevó a cabo el 30 de octubre de ese año, a las 10 de la mañana, presidida por el Obispo de Tucumán, Monseñor Pablo Padilla.

Terminada la misa se bendijo el nuevo Camarín de la Santísima Virgen, ceremonia que fue acompañada por un discurso a cargo del Vicario Capitular de Salta. Al día siguiente, el 31 de octubre de 1920, a las 7:30, se realizó la celebración de comunión general y a las 10:00 la Misa pontificial que ofició el Nuncio Apostólico, Delegado Pontificio Monseñor Alberto Vassallo de Torregrossa. El solemne acto de coronación de la sagrada imagen se cumplió a las 11.00, con asistencia de todos los obispos y discurso de Monseñor Miguel de Andrea. La procesión con la Sagrada Imagen por las calles de San Salvador de Jujuy se concretó ese día a partir de las 16.00.

Al otro día, el 1º de Noviembre de 1920, a las 7:30, se celebró la Misa de comunión en el Camarín de la Virgen y a las 10:00 la celebración pontificial fue solemnizada por el Obispo de Corrientes, Luis María Niella, con sermón del Obispo de Catamarca, Bernabé Piedrabuena.

Los historiadores señalan que en el año 1924 se colocó el templete en el Camarín, se completó el retablo mayor, se acondicionó el espacio con candelabros y además, se solicitó el asfaltado de las calles Belgrano y Sarmiento, arterias que rodean la Catedral Basílica.

FotoJet (12).jpg

Dejá tu comentario