Nacionales | Virgen |

15 de agosto: Día de la Virgen de Urkupiña

En este día se conmemora a la Virgen de Urkupiña que es venerada en Bolivia, pero también en algunas provincias de Argentina donde los creyentes la fueron adopatndo como figura de su fe.

  • La historia de esta Virgen comienza con el relato de una aparición a un grupo de jóvenes pastores.
  • La fiesta principal comenzó en la localidad boliviana de Quillacollo aunque desde hace unos años se extendió al territorio argentino.
  • La Virgen de Urkupiña es celebrada con peregrinaciones y fiestas que se realizan en todo el país. De acuerdo con los historiadores, la tradición se remonta al 1700.

Desde el lado argentino se tomaron muchas de las costumbres vinculadas a la música, lenguaje y gastronomía bolivianas y, entre las creencias religiosas, se incorporó la veneración a la Virgen de Urkupiña.

La historia de esta virgen comienza con el relato de una aparición a un grupo de jóvenes pastores. A partir de allí la festividad, que suele extenderse durante todo el mes de agosto y en algunos casos se repite en octubre, se ha convertido en una ceremonia infaltable en el calendario de los fieles argentinos.

Las demostraciones de devoción de los creyentes incluyen desfiles, festejos, misas, procesiones y diversas reuniones en muchas localidades del interior boliviano y argentino. En ambos lados de la frontera los devotos se unen para pedir y agradecer a la Virgen de Urkupiña que en estos días es el centro de todas las plegarias. La Virgen de Urkupiña es celebrada con peregrinaciones y fiestas que se realizan en todo el país. De acuerdo con los historiadores, la tradición se remonta al 1700.

Virgen de Urkupiña, su historia

La Virgen de Urkupiña comenzó a aparecerse ante una joven pastora cada vez que ésta cuidaba de su rebaño de ovejas en las bajas colinas de la comarca boliviana de Cota. Lo que en un principio fue una sorpresa, pronto se convirtió en una costumbre. La niña acudía a la colina no solo para cuidar de sus animales, sino para encontrarse con la ‘Señora’.

Este hecho hacía que se demorase en sus labores, hasta el punto de que sus padres llegaron a pedirle explicaciones pensando que la joven perdía el tiempo durante su jornada laboral. Muy lejos de todo lo que los pastores habían imaginado, su hija les reveló la verdadera razón de su tardanza: una virgen se le aparecía continuamente y hablaba con ella.

Fuera de sí y casi sin creerlo, la familia entera de ovejeros se dirigió a la colina para comprobar si lo que la niña decía era cierto. Una vez allí, vieron como la Virgen ascendía a los cielos como si de un sueño se tratase. Fue entonces cuando la pequeña pastora gritó en quechua: Jaqaypiña urqupiña, urqupiña, es decir, «ya está en el cerro». Fue así como nació el nombre de la Virgen.

La imagen de la Virgen se encuentra actualmente en el templo Matriz de Quillacollo, que se ha convertido en un centro de peregrinación para los bolivianos. Allí, se conmemora a la que también se conoce como la Patrona de la Integración Nacional de Bolivia.

FUENTE: La Nación.

Temas

Dejá tu comentario