Nacionales |

Violencia: "cuando se borran los valores se construyen personalidades sádicas"

La muerte de Fernando Sosa, golpeado salvajemente por rugbiers, continúa causando conmoción en la sociedad por el nivel de violencia con el que actuaron los protagonistas. Bernardo Stamateas, reconocido psicólogo, analizó en Radio 2 la conducta que puede desencadenar estos hechos lamentables.

  • El análisis de Bernardo Stamateas sobre el crimen en Gesell y el aumento de la violencia.
  • "Cuando unimos la omnipotencia con una estructura psicopática tenemos estos hechos lamentables", dijo.

La gresca a la salida de un boliche en Villa Gesell en la cual Fernando Baéz Sosa (18) fue golpeado hasta morir por un grupo de rugbiers, sigue causando conmoción a nivel nacional y generó un fuerte indicio del aumento de la violencia con la cual convivimos.

Bernardo Stamateas, reconocido psicólogo, analizó en Radio 2cuáles fueron los posibles desencadenantes de la conducta de los agresores que derivó en el asesinato de un joven.

Embed

“En el grupo siempre se pierde la individualidad, el grupo cobra fuerza porque se siente omnipotente. Al borrarse la individualidad se borra la responsabilidad y si a esto le sumamos una estructura psicopática, el psicópata ve al otro como una cosa, que usa descarta, deja, maltrata”.

“Entonces cuando unimos la omnipotencia con una estructura psicopática tenemos estos hechos lamentables como el que estamos viviendo”.

Stamateas explicó que la violencia obedece a muchos factores, pero principalmente a la omnipotencia. En este punto el rasgo psicopático puede inducir a que alguien se sienta con autoridad de hacerle al otro lo que quiere.

“La violencia es una conducta aprendida, el enojo es una emoción normal pero la violencia es una conducta que se aprende cuyo objetivo es destruir al otro. Creo que hay un aumento de violencia”.

Mencionó que cuando en una sociedad se pierden los valores “el otro es una cosa que yo uso y se construyen personalidades sádicas que necesitan hacer sufrir al otro”.


Empatía, límites y tolerancia a la frustración

Bernardo Stamateas brindó tres recomendaciones para inculcar a niños y jóvenes.

“Hay que enseñarles a nuestros hijos lo que es la empatía, empezar a ponerse en los zapatos del otro. Si tengo empatía no te voy a hacer a vos lo que no me gustaría que me hagan a mí”.

En segundo lugar expresó que hay que recuperar los límites. “Tenemos que como papás, enseñar a nuestros hijos a que le digan sí a lo bueno y no a lo malo”.

“Otro elemento es que nuestros hijos no tienen que tener todo servido, hay que permitirles cierta dosis de frustración y que mediante el esfuerzo obtengan los logros. Muchos de estos chicos se sienten omnipotentes porque siempre han tenido todo servido”.

Explicó que los chicos deben aprender a resolver la frustración mediante la creatividad y el buen trato.

“Cuando un chico tiene todo no desarrolla tolerancia a la frustración, entonces cuando alguien le dice que no, reacciona con violencia. Tenemos que construir inteligencia emocional, respeto, valores y que cuando uno tiene un conflicto poder ponerlo en palabras y buscar soluciones. La violencia no resuelve nada”, finalizó.

Dejá tu comentario