Salud | vacuna | positivo | VIRUS

Voluntario de la vacuna de Oxford dio positivo para coronavirus

El enfermero Joan Pons Laplana dio positivo a COVID-19 mientras se desarrolla la fase final del estudio. Esta es una noticia muy esperada por los científicos que están a cargo de los ensayos.

  • Voluntario para la vacuna de Oxford y los laboratorios AstraZeneca da positivo a COVID-19. El voluntario de origen español, dijo en su cuenta de Facebook: “el momento de la verdad ha llegado”.
  • Pons Laplana se encuentra en buen estado de salud y ahora es el momento en el que se va saber, gracias a su positivo, si la vacuna es eficaz o no.
  • La vacuna no previene que el virus entre al cuerpo pero sí previene que se presenten síntomas graves.

“La vacuna no impide que el virus entre en el cuerpo, sino que pase de los pulmones a la sangre y que la enfermedad se desarrolle. Este es el momento que todos estaban esperando. Que reaccionemos en la fase III, para que pronto salga la vacuna al mercado”, dijo el enfermero, que trabaja en el Hospital de Sheffield.

“Lo que hace la vacuna es disminuir muchísimo el riesgo de la enfermedad e impide que la vida esté en riesgo”, prosiguió.

image.png
Joan Pons, confinado en su habitación

Joan Pons, confinado en su habitación

La vacuna previene los síntomas graves

“El momento de la verdad ha llegado. He dado positivo en uno de mis test. Ojalá haya entrado al grupo preferido de los científicos, el de los vacunados contagiados. Gracias a ello y con este resultado, estoy colaborando a la finalización del #COVID19. Hoy me han hecho muchas pruebas”, escribió a través de su cuenta de Facebook .

Joan Pons Laplana

El momento de la verdad ha llegado. He dado + en uno de mis tests. Ojalá haya entrado al grupo preferido de los...

Posted by Joan Pons Laplana on Thursday, October 8, 2020

El enfermero relató a través de un video que empezó con algunos síntomas como congestión nasal, dolor de cabeza y síntomas parecidos a un simple resfrío. Ahora se encuentra descansando en casa y se espera que en la próxima semana le realicen más estudios.

“Me siento orgulloso sí, de haber sido voluntario porque sin voluntario no hay vacuna y sin vacuna el horror sigue, por eso la única manera de poder parar este virus era con una vacuna” afirmó.

“Mi positivo en el test de Covid-19 significa que estamos un paso más cerca de llegar a la meta”. Así lo cree Joan Pons Laplana, el enfermero español residente en Reino Unido que participa como voluntario en las pruebas de la vacuna de la Universidad de Oxford, y que la semana pasada, según sus propias palabras, recibió un mensaje que “me paró el corazón, porque yo creía que tenía un resfriado común y que la prueba iba a darme negativo”.

El enfermero Joan Pons Laplana dio positivo a COVID-19

Tras el shock inicial, y habiendo dado positivo en una segunda PCR aunque sin sufrir de síntomas graves, ni siquiera fiebre, se muestra confiado en que “la única forma de saber que la vacuna es eficaz es que los voluntarios se infecten” y dice que esto era lo esperado por los especialistas en la fase tres de los ensayos. Gracias a los resultados obtenidos “en la fase uno y la fase dos, ya sabemos que la vacuna es segura, sabemos que produce una doble protección, y en la fase tres se mira si los anticuerpos que hemos creado son suficientes para parar al virus y eso es clave”.

Pons asegura que si todo sigue en la dirección actual, “la Agencia Europea del Medicamento podría dar la licencia antes de Navidad” y afirma que todos los datos están ya bajo revisión.

Su esperanza como voluntario y como profesional de la salud que desde su trabajo en primera línea en una unidad de cuidados intensivos de un hospital inglés, es que en el 2021 se pueda empezar a inmunizar a la población “y podamos decirle adiós a este bicho que nos está amargando la vida”.

image.png

Para Pons, el hecho de haberse contagiado en definitiva es bueno, y aprovecha para responder una pregunta que, indica, es una constante desde que comunicó el resultado del test. “¿Cómo es que has dado positivo si estás vacunado?”, le preguntan desde su entorno y desde los medios. “Estar vacunado no quiere decir que el virus no me puede atacar", explica, sino que la vacuna evita que el cuerpo desarrolle una enfermedad grave al ser infectado, aunque es posible que se produzcan algunos síntomas leves. "Los anticuerpos producidos por la vacuna hacen que mi sistema inmune tenga muchas probabilidades de acabar con el virus y que la carga viral sea muy baja”. Esto, según detalló, no solo protege a la persona que está inmunizada, sino a quienes están a su alrededor, ya que la vacuna hace “que sea menos contagioso para los demás”.

Pons, cuya experiencia como enfermero lo hizo apuntarse como voluntario, está cada vez más convencido de que “es fundamental que la gente se vacune porque eso evitará, entre otras cosas, que se requiera asistencia sanitaria o que el Covid progrese a fases críticas para la vida”. “Cuando salga la vacuna, esperamos que pronto, en enero, necesitamos que el 70% de la población se la ponga para ponerle fin a este calvario” y que en el 2022 “podamos salir a calle sin miedo y sin ansiedad”.

image.png

El próximo test será este jueves 15 de Octubre.

Dejá tu comentario