Uso sustentable de los recursos naturales

En Santa Catalina, investigadores del Conicet, con comunidades y productores locales, recuperaron una tecnología prehispánica sustentable para la obtención de la fibra de vicuña

La iniciativa, financiada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la nación, a través de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, consiste en la realización de una ceremonia ancestral de captura –denominada chaku– mediante la cual se arrean, esquilan y vuelven a liberar a las vicuñas silvestres para obtener su fibra. "Se trata de un claro ejemplo de uso sustentable de un recurso natural", aclararon desde el Ministerio.

"El proceso comienza  con la reunión de todos los participantes en un semicírculo, que luego toman una soga con cintas de colores y arrean lentamente a las vicuñas guiándolas hacia un embudo de red de 1 kilómetro de largo que desemboca en un corral. Cuando los animales están calmados se los esquila con sumo cuidado para reducir el stress y se los libera".

Hoy, 1500 años después del primer registro que se tiene de esta ceremonia, la ciencia argentina suma como valor agregado el bienestar animal y la investigación científica. En tiempo del imperio Inca, el chaku se realizaba cada cuatro años, actualmente se realiza anualmente sin esquilar a los mismos animales.

Antes del arribo de los conquistadores, la población de vicuñas en América era cercana a los cuatro millones de ejemplares. Desde la llegada de los españoles hasta la década del ´50, la caza y exportación de los cueros para la obtención de la fibra hizo que la vicuña estuviera en serio riesgo de extinción.

Debido a la ausencia de planes de manejo y conservación en 1950 la población de vicuñas no superaba los 10.000 ejemplares. A fines de la década del ´70 Argentina, Bolivia, Chile, Perú y Ecuador firmaron un convenio para la conservación y manejo de este animal que permitió recuperar su población hasta contar hoy con más de 76.000 ejemplares en nuestro país.

"En la actualidad la fibra de vicuña puede llegar a valer hasta 1.300 dólares por kilo", señaló el Ministerio.

Finalmente, el esfuerzo en la generación de conocimiento sobre la biodiversidad, llevó al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, a promover el acceso abierto a la información, a través del portal del Sistema Nacional de Datos Biológicos.

"Esta herramienta es de fundamental importancia porque permite que los investigadores accedan  a datos taxonómicos, ecológicos, cartográficos, bibliográficos y etnobiológicos, entre otros, de más de 44 instituciones adheridas que brindan acceso a sus colecciones", finalizó el Ministerio de Ciencia.

Fuente: www.mincyt.gov.ar

Dejá tu comentario