Un rosario de ruegos

En Rosario, una de las ciudades mas calientes del futbol, se vive un clima insostenible. Es que “canalla” como “la Lepra” (enemigos íntimos) siempre tuvieron que soportar la presión asfixiante de sus hinchas.

Central en los últimos tiempos tuvo un problema: la psicosis; la ansiedad; la histeria; esos nervios que carcomen tanto y que se notaron por ejemplo ante Defensa y Justicia, con quién solo logró empatar.

Las posibilidades de salir campeones están intactas, son inmejorables, pero Central sufre cada partido y en cada declaración de los jugadores se notan las ganas de que todo termine bien para sacarse la pesada “mochila” que es ponerse la camiseta de “la academia rosarina”.

La desesperación es colectiva. Los jugadores quieren desahogarse este mismo domingo; los hinchas fletan micros para viajar a Jujuy, mientras los dirigentes pugnan por las entradas para  que ninguno de sus hinchas se quede sin ver la presunta fiesta.

A pesar del bochorno sufrido en La Plata, Gimnasia de Jujuy llega con muchas ausencias pero consciente de que tiene la misma responsabilidad de siempre: alcanzar los cincuenta puntos.  En tanto, Rosario Central va por una victoria que adelantaría los festejos del “canalla” en tierras norteñas.

Se trata de dos instituciones amigas, de dos parcialidades que simpatizan, pero cada uno va por su objetivo propuesto.

La historia es que para Central la desesperación es una mala consejera, por más que Gimnasia llegue diezmado y para el “lobo jujeño”, será primordial no perder la línea e intentar tener un poco más de vuelo, ya que el equipo de Mario Gómez también necesita de un resultado que le permita sumar. El partido entre Gimnasia y Central ya se juega en las conjeturas, y sobre todo, en el “ansiómetro” de cada plantel.

Por otro lado, en la semana algunas dudas se van disipando en torno a las localidades que dispondría Rosario Central, ante la bronca de los hinchas de Gimnasia que se mostraban intolerantes cuando se inició la semana, cuando trascendió que la dirigencia de Gimnasia le cedería gran parte de las tribunas del estadio.

Finalmente los rosarinos dispondrán de 8.800 lugares (4.000 populares  a 50 pesos; 4.300 preferenciales a 120 pesos; y 500 plateas a 230 pesos)

En Jujuy, Mario Gómez ya se puso manos a la obra para armar el modelo para el domingo ante el “canalla”, mientras Central es un Rosario de ilusiones.

Hasta el próximo parte. Seguramente habrá más novedades, porque el domingo se va acercando.

Dejá tu comentario