Un derrumbe ocasionó 20 muertes en Teherán

Los equipos de rescate recuperaron el cuerpo del último bombero desaparecido bajo los escombros del edificio comercial que se derrumbó hace nueve días en el centro de Teherán, la capital de Irán, lo que confirma que al menos hubo 20 muertos en la tragedia.

Las víctimas mortales son 16 bomberos y cuatro ciudadanos, indicó el portavoz de los bomberos de Teherán, Yalal Maleki.

No obstante, todavía pueden haber quedado atrapados bajos los escombros otros seis ciudadanos, cuyas familias notificaron su desaparición, dijo el subcomandante de la Policía de Teherán, el general Ali Reza Alipur, consignó la agencia de noticias EFE.

El derrumbe del llamado edificio Plasco se produjo el pasado 19 de enero, después de que un gran incendio se propagara por sus 17 plantas debido a un cortocircuito.

El mismo día del siniestro, el alcalde de Teherán, Mohamad Baqer Qalibaf, informó de la muerte de 20 personas, aunque el resto de las autoridades prefirieron guardar cautela a la espera de que en las labores de rescate se hallaran supervivientes.

Las operaciones de búsqueda y desescombro se alargaron y se dificultaron por el humo y las altas temperaturas debido a los restos de fuego sin extinguir.

En este marco, está previsto que en los próximos días se celebre un funeral oficial en Teherán por las víctimas de esta tragedia, que conmocionó a la opinión pública iraní.

El popular edificio Plasco, construido en 1962 como el primer rascacielos de Teherán, albergaba un centro comercial con centenares de tiendas, almacenes y talleres de confección.

Dejá tu comentario