Trump y Clinton cortejan el voto latino en la crucial Florida

Los candidatos a la Casa Blanca Hillary Clinton y Donald Trump acudieron hoy a la conquista del voto latino en el crucial estado de Florida, donde la primera visitó un popular programa hispano de televisión y el segundo a un grupo anticastrista cubano, además de intervenir en sendos mítines.

Las campañas de la demócrata Clinton y el republicano Trump no han abandonado por estos días la codiciada Florida, un estado volátil y diverso, con un cuarto de su población hispana y un 18 % de latinos aptos para votar, según el instituto de investigaciones Pew Research Center.

El popular programa de televisión El Gordo y la Flaca agasajó hoy a Clinton con una fiesta por sus 69 años en la que el bachatero dominicano Prince Royce le cantó el "Cumpleaños feliz" y ella prometió a la audiencia "una reforma migratoria integral".

La candidata apareció en este espacio en directo del canal Univisión, dedicado al mundo de la farándula y conducido por Lili Estefan y Raúl de Molina, después de ofrecer un mitin en Coconut Creek, al norte de Miami.

"Oh, dios, esta aquí", afirmó la presentadora al verla, a lo que Clinton respondió con mensajes sobre la importancia que para ella tienen los hispanos por razones personales y "porque tenemos que ganar", informó la agencia de noticias EFE.

Entre tanto, el magnate neoyorquino se reunió hoy en la Pequeña Habana con exiliados anticastristas que participaron en la fallida invasión de Bahía de Cochinos, Cuba, en 1961.

Trump elogió a las Damas de Blanco y acusó a Clinton, quien se ha mostrado a favor de acabar con el embargo económico a la isla, de "cerrar los ojos" ante las violaciones de los derechos humanos en Cuba.

El republicano reiteró que el presidente estadounidense, Barack Obama, no solo "no ha hecho un buen acuerdo" con Cuba, sino que, de ganar Clinton, "lo haría igual o incluso peor".

En Florida, donde las votaciones anticipadas comenzaron ayer, Clinton aventaja a Trump por un promedio de cinco puntos en las diferentes encuestas.

Sin embargo, la demócrata dijo hoy en un acto en Coconut Creek, al norte de Florida, que se siente "bien", pero que no da la victoria "como un hecho".

Interrumpida por el público, que también le cantó brevemente un feliz cumpleaños anticipado, la demócrata criticó en sus discurso tanto a Trump como al senador republicano por Florida, Marco Rubio, quien busca la reelección frente al congresista demócrata Patrick Murphy.

De Trump dijo que "no está calificado para ser comandante en jefe", mientras que cuestionó que Florida "no merece un senador que no cree en el cambio climático", en referencia al senador de origen cubano.

La visita de Clinton a Florida siguió además el patrón de las hechas esta semana a otros estados, donde su campaña se ha enfocado en resaltar los candidatos demócratas al Congreso, en este caso a Murphy, de quien dijo es un "hombre inteligente".

En contraste, el magnate republicano mantuvo hoy su retórica en contra de las encuestas, los medios de comunicación y unas elecciones que con mucha anticipación ha calificado como "amañadas".

Clinton además se mostró feliz de que por lo menos "seis millones de personas han salido a votar en el país, un millón de ellas en Florida", y de que ya se superó el récord de "200 millones de votantes registrados".

Hasta septiembre pasado más de 12,6 millones de floridanos estaban registrados, entre ellos más de 4,8 millones de demócratas, 4,5 millones de republicanos y 3,3 millones de seguidores de partidos menores, según datos oficiales.

El candidato presidencial que gane en el territorio floridano se lleva 29 votos o circunscripciones electorales, una cifra que puede marcar la diferencia este 8 de noviembre.

Dejá tu comentario