Nacionales |

Triple homicidio en Melchor Romero: el asesino "actuó con mucha saña"

La policía intenta determinar si el sospechoso recibía asistencia psiquiátrica.

  • Todo apunta a que el autor del crimen fue el hijo de Holsbak de 17 años.
  • Las primeras versiones indican que las víctimas fueron atacadas mientras dormían.
  • Vecinos y testigos de la zona no vieron nada inusual el día de la masacre.

Un verdadero horror sucedió en la noche del miércoles en una vivienda de Melchor Romero en la ciudad de La Plata. El principal sospechoso un joven de 17 años, hijo de una de las víctimas. La pareja fue masacrada y la nieta de la mujer mutilada y colocada en una bolsa de plástico.

image.png

Según las primeras pericias forenses que se le realizaron a los cuerpos, el asesinó utilizó una cuchilla con una hoja de cuatro centímetros de alto y un “filo notable”. El agresor aplicó entre 10 y 13 heridas sobre Raúl Bravo (54), Graciela Holsbak (54) y su pequeña nieta de 5 años, Alma Manino.

Una fuente judicial aseguró que “la mecánica del agresor para perpetrar su ataque se dio con mayoría de cortes y no con lesiones punzantes, usando el arma blanca como si fuese un látigo”. La autopsia preliminar se realizó este jueves por la tarde y dejó en evidencia que el asesino actuó con “mucha saña” ya que efectuó docena de puñaladas con arma blanca .

La pareja y la niña presentaban lesiones en el cuello y en las zonas del tórax, manos y brazos. Al parecer las víctimas intentaron defenderse y por eso se les produjo estos cortes. Además, ninguno de los fallecidos presentó golpes con objetos.

“Nunca vi nada igual” “Nunca vi nada igual”, dijo el fiscal Marcelo Martini, quién se encuentra a cargo de la investigación. “Tenían cortes por todos lados. Es realmente impresionante”. Aunque todavía se intenta entender la dinámica criminal, se sabe que los tres fueron degollados y recibieron puñaladas con arma blanca. La mujer murió en su cuarto, Bravo fue atacado en la misma zona pero su cuerpo intentó ser llevado hasta la cocina, según indican las marcas de sangre.

image.png

Al lado del hombre, dentro de una bolsa se encontraban los restos de Alma con la que utilizó maniobras para el desmembramiento. Todo apunta al hijo de Holsbak, sin embargo la justicia intenta determinar cómo un adolescente de 17 años pudo atacar al hombre, a la mujer y encima contener a la pequeña. Por esto, se sospecha que las víctimas fueron atacadas cuando se encontraban durmiendo.

La ausencia del menor es también una de las inquietudes más relevantes del caso.

FUENTE: Diario el Día

Dejá tu comentario