Sería inminente el desalojo de ocupas en el Aeroclub

El Agente Fiscal N 5, Alejandro Maldonado, solicitará al juez de control el desalojo de las tierras usurpadas en el sector del Aero Club de Alto Comedero, en Villa Jardín de Reyes y Palpalá.

En el caso del Aeroclub, Maldonado sostuvo que existen tres causas iniciadas por las tomas de tierras en todo el predio donde funcionaba la antigua aero estación y actualmente se encuentra detenida e imputada una persona de apellido Arjona.

El gobierno de la provincia inició una causa para recuperar todo el predio de aproximadamente 43 hectáreas.

Maldonado, en diálogo con Canal 2 sostuvo que existen tres causas por usurpación en la zona del ex Aeroclub. “Tenemos una persona detenida, de apellido Arjona, que se le imputa el delito de usurpación, instigación a cometer delitos, lesiones, atentados y resistencia a la autoridad agravada, estelionato, robo, daños”.

Recalcó que la causa contra este detenido, es “bastante compleja por la magnitud del hecho”. El objetivo del fiscal es “poner punto final a las usurpaciones" según especificó y que “la gente entienda que no puede tomar tierras invocando una necesidad; más tierras privadas”.

Maldonado en las próximas horas estaría elevando el pedido de desalojo al juez de control, quien deberá definitivamente determinar si ordena o no la medida en todo el predio, donde actualmente viven alrededor de 2.300 familias según los últimos relevamientos realizados.

Es de destacar que en el predio de Alto Comedero, prácticamente se ha generado un barrio nuevo y existen distintos sectores tanto políticos como sociales, a los que se les imputa ser los responsables de las usurpaciones de las tierras.

El pasado 7 de marzo, uno de estos grupos que no solamente vende tierras, sino que protege a los que ya están asentados en el lugar, se enfrentó con fuerzas policiales en horas de la madrugada, causando gran preocupación a los vecinos de las 287 viviendas y de la feria lindante al Aeroclub, por la violencia que generó dicho acontecimiento.

En esa oportunidad, hubo varios heridos, tanto de las fuerzas policiales como de usurpadores. Los ocupas del sector se enfrentaron a “pedradas” con la policía, respondiendo al intento de desalojo de parte de los efectivos, que debieron intervenir con balas de gomas y gases lacrimógenos.

En el sector, el gobierno de la provincia jamás pudo realizar un relevamiento de las familias asentadas y cuáles son las necesidades de cada una de ellas, precisamente por la actuación de grupos organizados que impiden el accionar de las autoridades.

Por declaraciones de vecinos, “no todas las familias asentadas necesitan del terreno, sino que lo hacen en una actitud oportunista”.

También en numerosas oportunidades, ocupantes de este sector y vecinos de las viviendas, dejaron al descubierto que estos grupos organizados fomentan la ocupación para la venta de terrenos por parte de sus dirigentes.

Entre los denunciados públicamente se encuentran los hermanos Cala, que estarían vinculados a la organización “Titi Guerra”. Otro de los grupos, estaría encabezado por un tal Roberto Gramajo. El fiscal de la causa solicitó al Juez de Control su detención por ser sindicado como el líder de los okupas y sobre quien pesa la imputación de “usurpación, amenazas con armas, daños, atentado y resistencia a la autoridad, lesiones, instigación a cometer delitos, asociación ilícita y estelionato”.

Dejá tu comentario