Vida sana | Según estudio

Ayunar 3 días regenera totalmente el Sistema Inmune

Todo el sistema inmunológico de una persona puede ser rejuvenecido mediante un ayuno de tan sólo tres días, ya que hace que el cuerpo comience a producir nuevos glóbulos blancos.

Científicos de la Universidad del Sur de California descubrieron que los ciclos de ayuno prolongado, no sólo protegen contra el daño al sistema inmunológico, un efecto secundario de la quimioterapia, sino que también inducen la regeneración del sistema inmunológico transformando las células madre a partir de un estado latente a un estado de auto-renovación.


Los investigadores aseguran que los ciclos de ayuno prolongado, períodos sin ingestión de alimentos de dos a cuatro días en el transcurso de seis meses, eliminan las células inmunes más viejas o dañadas y posteriormente generan otras nuevas. La investigación también tiene implicaciones para la tolerancia a la quimioterapia y para las personas con una amplia gama de deficiencias del sistema inmune, incluyendo los desórdenes de autoinmunidad.

El ayuno prolongado no solo obliga al cuerpo a utilizar las reservas de glucosa y grasa, sino que también degrada una parte significativa de las células blancas de la sangre. Este agotamiento de las células blancas induce cambios que desencadenan una regeneración basada en la formación de nuevas células del sistema inmune. Durante el ayuno, el cuerpo se deshace de aquellas partes que podrían estar dañadas, ser viejas o resultar ineficientes, haciendo que las células madre empiecen a producir nuevos glóbulos blancos para combatir las infecciones. Si se comienza un ayuno con un sistema muy dañado por la quimioterapia o el envejecimiento, los ciclos de ayuno podrían generar, literalmente, un nuevo sistema inmunológico.

También disminuyen los niveles de IGF-1, una hormona del factor de crecimiento que ha sido relacionada con el envejecimiento, la progresión de tumores y el riesgo de cáncer. En un ensayo clínico piloto en el que un pequeño grupo de pacientes ayunaron durante un período de 72 horas antes de la quimioterapia, se demostró que esta circunstancia protegía contra la toxicidad.

"Cuando, literalmente, se muere de hambre, el sistema intenta ahorrar energía. Una de las cosas que hace en este estado de ahorro energético es reciclar una gran cantidad de células inmunes innecesarias, especialmente aquellas que pueden estar dañadas. Nos hemos percatado, tanto en trabajos sobre animales como con humanos, de que el recuento de glóbulos blancos disminuye con el ayuno prolongado. Entonces, en el momento en que se retoma la alimentación, las células de la sangre también retornan". - Dr. Valter Longo, investigador del estudio

"He recibido cientos de correos electrónicos de pacientes de cáncer que han combinado la quimioterapia con el ayuno, muchos de ellos con la ayuda de los oncólogos. No hay evidencias en absoluto de que el ayuno sea peligroso, si bien existen fuertes evidencias de que es beneficioso". - Dr. Valter Longo, investigador del estudio.

Fuente: natturalia.

Dejá tu comentario