Racing le ganó a Boca en Avellaneda y se clasificó a la Copa Sudamericana

Racing Club superó por 2 a 0 a Boca Juniors en Avellaneda y se clasificó al torneo continental. Guillermo Burdisso, en contra, y Sebastián Saja, de penal, marcaron los goles.

(TELAM) - Racing Club derrotó por 2-0 a Boca Juniors, que sigue en el penúltimo puesto, y clasificó a la Copa Sudamericana, en partido jugado en el estadio Presidente Perón de Avellaneda, por la 17ma. fecha del Torneo Final.

Los goles del ganador fueron convertidos por Guillermo Burdisso en contra de su valla (21m. PT) y Sebastián Saja (2m. ST) de penal.

Con este resultado, Racing llegó a las 23 unidades y logró el pasaje al torneo continental porque le sacó 9 puntos a Godoy Cruz, que cayó el sábado como local ante Tigre por 1-0.
  
En tanto que Boca se quedó 14 unidades y sigue en la zona baja de la tabla, solamente por encima de Argentinos Juniors con 11.

El cotejo se disputó sin simpatizantes visitantes debido a una decisión de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APreViDe).

Esto se debió a que el organismo dependiente de la Secretaría de Deportes bonaerense, informó que la "lucha interna" de la barra brava xeneize podía derivar en un nuevo capítulo violento.

En cuanto al partido, la primera chance fue para el conjunto de Carlos Bianchi, cuando a los 11m. un rechazo de Fernando Ortiz pegó en Juan Sánchez Miño y lo dejó solo a Nicolás Blandi, que definió desviado.
 
Sin embargo, Racing llegó al gol con un tiro libre desde la derecha de Rodrigo De Paul para el cabezazo de Ricardo Centurión, que se desvió en la cabeza de Burdisso para superar a Oscar Ustari.

A partir de allí, el equipo local se sintió cómodo de contraataque y empezó a generar jugadas de riesgo como un centro de De Paul para el cabezazo, por arriba del travesaño, de Centurión.
  
Luego Racing tuvo una gran jugada de Luis Fariña (eludió a Leandro Marín y Matías Caruzzo), que tapó Ustari (una de las figuras de su equipo durante todo el encuentro).

Por su parte, Boca buscó atacar por la izquierda con Zárate, el criterio de Sánchez Miño y algunos desbordes de Juan Manuel Martínez. Pero le faltó peso en los últimos metros.
  
En ello se diferenció el local que en últimos 30 metros fue más profundo que su rival, porque desniveló con la velocidad y habilidad de Centurión y Fariña y el gran trabajo de Agustín
Pelletieri.

Antes del minuto de la segunda etapa, Burdisso cortó con la mano una entrada de Fariña y el árbitro Sergio Pezzotta cobró penal, que Saja cambió por gol, con alto y fuerte remate.
  
Enseguida, otra contra de Racing lastimó a Boca con un pase de Luciano Vietto para Centurión que tapó Ustari.

La única llegada del visitante fue por un error del fondo local, que derivó en un pique y tiro de Martínez, el único que inquietó, que pegó en el palo. Pero luego fue todo de la `Academia`.

Así, Racing estuvo cerca del tercero: a los 22m. hubo una pared entre Vietto y Fariña, con caño a Somoza incluido, que dejó al volante frente a Ustari pero ganó el arquero; un minuto después un tiro de Vietto dio en el travesaño y a los 33m., un centro de Diego Villar a Vietto terminó con un tiro cruzado, que se fue pegado al palo derecho.

En el partido hubo momentos en que la habilidad de los juveniles racinguistas, comandada por la picardía de Centurión y Fariña, exasperó a los mediocampistas de Boca y esto se vio reflejado con una patada para expulsión de Pablo Ledesma.

El cotejo fue una mezcla de felicidad para el público local por la actuación del equipo y el goce a la actualidad de su rival de barrio: Independiente.

El show de los hinchas de Racing comenzó con 15 simpatizantes con túnicas blancas con la B marcada (uno de los `fantasmitas´ ingresó al campo de juego en el segundo tiempo) y una letra B fosforescente de color rojo.

Encima en los alto parlantes del club se escuchó una cumbia del cantante Américo que se llama `Te vas`, que los 35.000 hinchas racinguistas coreaban en su estribillo y mientras entonaban "el que no salta se va a la B´.

También había una bandera con los nombres de todos los directivos y los técnicos de las tres últimas temporadas de Independiente y con la leyenda: ´Gracias por tantas alegrías´.
  
En contrapartida, Boca no pudo revertir su mal presente tras la eliminación en la Copa Libertadores contra Newell`s y en un torneo Final donde no pudo vencer en ningún clásico, debido a que empató con River e Independiente y cayó ante San Lorenzo y Racing.

Dejá tu comentario