Qué se puede hacer con los chicos en vacaciones de invierno

Chicos en vacaciones y presupuesto corto. No alcanzó para un viajecito, hay que arreglárselas en casa. Con mucho ingenio y mente abierta, podés hacer maravillas con ellos.

Sin dudas, los chicos se las ingenian de una manera u otra para entretenerse. Un palito, una pelota, lápices o crayones, todo suma. Pero, claro está, el avance de la tecnología y la presencia cada vez mayor en casa de aparatos electrónicos hace más que difícil inclinarlos por actividades al aire libre o alternativas al joystick, mouse o teclado.

Y convengamos que, en muchos casos, a los papás esta solución les resulta más que cómoda para mantenerlos ocupados y, a su vez, ellos poder seguir haciendo sus actividades sin interrumpir rutinas.

El mayor problema es si ellos tienen vacas y vos, no. Son dos semanas en las cuales pasarán un tiempo solos, pero cuando llegues, seguro te reclamarán algún tipo de actividad que no es la que tenés prevista en tu organización del día. Sí, ya sabemos, son tus hijos y uno cuando se recibe de “papá”, sabe que esa tarea es full time.

No pretendemos con esta nota eximirte de tus obligaciones en ese sentido, sí tratar de orientarte para que busques alternativas y tu presupuesto de este mes no se te vaya de las manos en paseos “extra” que a veces se llevan esos pesitos que luego hacen tanta falta.

Lo más importante, hay que tener ingenio y la mente abierta no sólo para plantearle cosas a los chicos, sino para que también ellos puedan decirte cuáles son sus preferencias fuera de lo electrónico y los paseos. El secreto en buena parte de esto es compartirlo juntos. Sea una actividad al aire libre, sea cocinar en casa, sea un día “donde todo vale”, para padres e hijos (cualquiera sea la composición familiar), es una excelente oportunidad para aprovechar y acercarse más.

Qué hacer en casa y con ellos

* Hacer una agenda para las vacaciones. Días para ir de paseo, al cine, pintar, hacer manualidades, cocinar o ir a visitar a algún amigo o familiar.

* Hacer un menú divertido para las comidas en familia. Si están todos juntos, que cada uno elija un menú en el que todos (o casi todos) puedan involucrarse.

* Dividir las tareas durante la semana. Atenti al dato, si los niños están de vacaciones, sus padres también lo están. Así que las tareas del hogar deben ser compartidas entre todos. Definirlas para cada uno.

* Reservar los fines de semana para un paseo fuera de casa, un picnic, un paseo en bici, ver o jugar a un partido, un encuentro con otras familias, etc.

* Proponer a los niños que tengan el día de “todo es permitido”. En este día, no se hace nada en casa, no se hace las camas, no se hace desayuno, comida ni cena. Un día de libertad para todos.

* Unas vacaciones en casa deben ser vistas de una forma positiva. Tener a los niños en casa es algo más de trabajo, pero también es divertido.

Nuevos hábitos.

 

Las vacas son también un buen momento para modificar algunas conductas que no son tan saludables en los chicos. Por ejemplo, la reducción de los horarios que pasan frente a las computadoras, la televisión o con sus celulares.

Es un buen momento para sentarse a hablar o reforzar lo que se dijo en su momento y luego no se cumplió. O, por ejemplo, compartir el almuerzo o cena completo con la familia sin levantarse de la mesa hasta que termine. 

Fuente: diaadia.

Dejá tu comentario