Nacionales |

Plaza de Mayo llegará a la asunción presidencial "sin rejas"

Como lo había anticipado durante la campaña, Alberto Fernández a horas de asumir como presidente ordenó quitar el tradicional enrejado que rodea la emblemática plaza tras acordar el trabajo con Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño.

  • Por estas horas trabajadores del gobierno porteño trabajan para quitar las rejas.
  • La polémica decisión de vallar la Plaza de Mayo en 2018 había sido objeto de numerosas críticas y presentaciones judiciales.

El cambio de gobierno se hace sentir en el corazón de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a horas de que el nuevo presidente asuma formalmente el cargo. Un cambio radical que afecta directamente la circulación de los ciudadanos y su relación con el poder ejecutivo nacional con sede en Balcarce 50.

Tras solo un año de la polémica medida, la "plaza de todos los argentinos" dejará de lucir las rejas que la tenían capturada, hecho que se reflejó en Tribunales con amparos judiciales por la vulneración del código urbanístico en un sitio histórico. Si bien existieron intentos previos de concretar la medida, recién con la victoria de Fernández durante las PASO se ratificó la decisión de liberar la histórica construcción emplazada frente a la Casa Rosada.

image.png

La medida obedece a una iniciativa política de la nueva gestión "estar más cerca de la gente, entablar una cercanía con el ciudadano común" describen desde el flamante círculo presidencial.

Tras llegar a un acuerdo con Rodríguez Larreta, quien posee control sobre la jurisdicción, se destinó una tropilla de trabajadores de la ciudad para quitar las rejas durante el domingo; durante el martes 10 cuando se desarrolle el traspaso, Alberto Fernández quiere que no haya barreras cuando salude desde el balcón a los ciudadanos que seguramente acudirán en multitud al evento.

Dejá tu comentario