Pablo Baca recordó al Malón de la Paz

El diputado provincial Pablo Baca, en la sesión que se cumplió este jueves en la Legislatura Provincial, efectuó un homenaje por el 67 aniversario del Malón de la Paz.

“Es un acontecimiento de importancia, no sólo por la historia del sacrificio de las personas que llevaron los reclamos de restitución de tierras a las comunidades a Buenos Aires, en una marcha que fue en verdad una epopeya. También porque este acontecimiento ha venido adquiriendo, año tras año, una particular significación. Los pueblos originarios de esta provincia lo han erigido en un símbolo de su historia y de sus luchas y lo han rescatado como una forma de valorizar su identidad”.

Baca recordó que en el acto que se cumplió en Plaza Belgrano, Jorge Luis Mamaní, miembro del Consejo de Participación Indígena por el Pueblo Kolla, Región Puna, entre otros conceptos, expresó: “…hay una diversidad cultural que fue negada y es necesario que esta historia del Malón sea tenida en cuenta para la reconstrucción de una sociedad más inclusiva en cuanto a los derechos territoriales que tenemos las comunidades”.

Al respecto el legislador reflexionó: “Entendemos que los Jujeños tenemos que querernos más… porque Jujuy es diversa, Jujuy es indígena también, y corresponde poner sobre la mesa que el Malón de la Paz, es orgullo de todos”.

“Lo primero que hay que decir es justamente esto. El Malón de la Paz es orgullo de todos. Pero quiero agregar algo más. Vengo advirtiendo con preocupación, y esto se ha visto reflejado en algunas intervenciones en esta Cámara, que vivimos una sociedad cada vez más fragmentada, en la que las diferencias, en lugar de enriquecernos, dan lugar a conflictos y nos empobrecen. Y digo diferencias, no desigualdades. Tiene que formar parte del programa permanente de la democracia la necesidad de suprimir las desigualdades, garantizando a todos efectiva igualdad de oportunidades”, subrayó.

El diputado radical además puso de relieve que “el año que pasó, en particular, tuvo una gran importancia en todo lo que hace a la valoración de nuestro patrimonio. El bicentenario del Exodo Jujeño sirvió para que desde las academias, las escuelas, las instituciones, la sociedad toda, se lleve a cabo una rememoración y una valoración del aporte que hicieron los jujeños a la emancipación argentina y americana. Fueron muchas actividades y muy sentidas, que justamente tuvieron la virtud de hacer presente el enorme patrimonio histórico que tenemos”.

“También –agregó- se sancionó la Ley que da el marco para la protección del patrimonio cultural y natural de Jujuy. La ley, como ya sabemos, es un primer paso. Un primer paso que tiene, sin embargo, mucha importancia”. Y apreció que “los pueblos que habitan la provincia, la enorme riqueza y variedad de las culturas, nos hacen diferentes pero fundamentalmente nos enriquecen”.

“Creo que aquel acontecimiento del Malón de la Paz, que ha sido elegido por los pueblos para reivindicar su historia y su cultura, merece un justo homenaje en esta Legislatura. El homenaje tiene que tener toda su trascendencia. Como un llamado, que también hicieron los que hablaron durante la recordación, para que sean atendidos los derechos a las tierras, al derecho a ser consultados, a políticas públicas en materia de salud o educación que contemplen y valoren las particularidades de las culturas. Esta es la responsabilidad del Estado. De este modo, las diferencias nos van a enriquecer, van a servir para garantizar la paz en la provincia y van a contribuir al progreso de todos”, concluyó.

Dejá tu comentario