Nacionales |

Nena de 12 años filmó a su abusador porque nadie le creía

La justicia investiga si los hechos suceden desde que la menor tiene 6 años.

  • Una nena de 12 años decidió filma a su abusador porque nadie le creía.
  • La menor aprovechó una clase de ESI para hacer la denuncia de forma pública.
  • El acusado se encuentra prófugo.

El hecho ocurrió en Morón cuando una nena de 12 años denunció que su tío abusó de ella. Como no lo creían, la menor decidió filmar el momento en donde sucedían los abusos como prueba irrefutable de su testimonio.

Los padres de la criatura decidieron mantener el caso bajó estricta privacidad para evitar la exposición de la niña. Sin embargo, como el hombre se encuentra prófugo decidieron hacer pública la acusación.

La denuncia pesa sobre Leandro Martínez, de 43 años, la relación del hombre con la familia de la víctima fue muy cercana. “Desde hace mucho, se quedaba a dormir en la casa, en el barrio cerrado La Tradición, de Moreno”, relató la madre de la pequeña.

LAS PRUEBAS

En 2018 los padres de la niña fueron alertados por la madre de una amiga de la víctima. La mujer les dijo que su hija recibió un audio contándole a su amiguita algo estremecedor. Al parecer cuando la pequeña se quedó a dormir a en la casa de Leandro hubo un intento de violación. El agresor aprovechó que la menor dormía para tocarla.

Las declaraciones más fuertes surgieron durante una clase de Educación Sexual Integral que se impartió en la escuela de pequeña.

“A mí me pasa, mi tío abusó de mi”, expresó delante de sus 35 compañeros. Sin embargo, a pesar de las declaraciones, no pudieron enmarcar lo que había sucedido como un hecho delictivo.

Por este motivo, la nena decidió filmar a su abusador. Aprovechó un encuentro familiar y se acercó a Leandro para captar cada momento en donde el hombre aprovechaba para manosearla.

La psicóloga de la víctima les aseguró a los padres que la enuresis y el retraso escolar de la menor eran claras señales de que estaba siendo abusada. Cuando los padres vieron la filmación, finalmente decidieron tomar cartas en el asunto. "Hablamos con ella y le dijimos que se quedara tranquila, que su mamá y su papá iban a hacer lo que tenían que hacer para que nunca más le volviera a pasar", indicó su madre. La pareja estaba devastada, y la nena sumamente conmocionada. "Ella llegó a hacer lo que hizo porque estaba totalmente desbordada".

Cuando la policía quiso ingresar a la vivienda del hombre, ubicada en el country Weston, Leandro y su familia se habían ido de vacaciones. La hipótesis que maneja la justicia es que el violador fue alertado y por este motivo decidió huir.

Para los padres de la víctima, el acusado está muy bien asesorado, no usa el teléfono, no aparece en la cámara de los peajes e intenta que se cambie la carátula de abuso sexual gravemente ultrajante de menores a abuso sexual simple.

FUENTE: TN.com.ar

Dejá tu comentario