Nando Acosta: “El gobierno no logró quebrar la unidad de los trabajadores”

“El gobierno no pudo quebrar la unidad de los trabajadores. Lo que sí logró es dividir a los dirigentes” enfatizó Fernando Acosta, en referencia al conflicto por el aumento salarial a los empleados estatales.

Acosta, en diálogo con Radio 2, hizo un análisis del conflicto que mantiene con el gobierno de la provincia, un sector de los gremios estatales que acordaron el aumento impuesto por el estado provincial en la puja salarial.

En este sentido, dijo que “no hubo ningún acercamiento; sí se está mandando una nota de todos los gremios, de alguna manera notificando lo resuelto en asamblea del jueves. Allí manifestábamos nuestro rechazo y la consideración de insuficiente lo que impuso el gobierno por el piso salarial y el aumento que algunos gremios habían aceptado. Los trabajadores a través de esta asamblea provincial y de todos los sectores del Estado y municipio, no estuvieron de acuerdo y ratificaron el petitorio que veníamos sosteniendo por el incremento salarial, el piso que tenga el mismo aumento del sueldo, el blanqueo del los sueldos y las asignaciones familiares que siguen desiguales con respecto a los trabajadores privados o del estado nacional” apuntó el dirigente gremial.

Consultado sobre si compartía la idea de algunos dirigentes, que no le van a perdonar al gobernador Fellner el intentar dividir permanentemente a los trabajadores, respondió mencionando una frase del pensador Arturo Jaureche, que planteaba “que en política uno puede hacer cualquier cosa, menos evitar las consecuencias. Si la apuesta el gobierno pasa por tratar de resolver el conflicto salarial de los trabajadores, con una estrategia de división de los gremios o dirigentes gremiales, le fue mal, porque no logró quebrar la unidad de los trabajadores, en el conflicto  gremial ni en la demanda. Lo que sí logró es dividir a los dirigentes”.

El secretario General de ATE Jujuy, resaltó: “Este es un tema salarial, no es una cuestión política, una elección, un partido político que cuando se calme puede decir yo me voy, mañana estoy en otro lado. Aquí estamos hablando de los salarios de los trabajadores y las obligaciones del patrón. Si el patrón actúa en función de eso le va a ir mal, no es que le perdonemos o no. Lo que nosotros no podemos  perdonar es que no se priorice resolver el tema salarial de los trabajadores. Esto hace que en algunos casos, algunas veces hayan podido no pagar lo que es  necesario de lo que se reclamaba o que otra vez sí hayan pagado lo que se pedía, más allá de que alcanzaba o no”.
 
Sobre el proceso de negociación, recalcó que los trabajadores estatales corren con una desventaja producto de las decisiones de este gobierno, “de este gobernador en particular. Hace 15 años que está y nunca reglamentó la ley de paritarias. Si tuviéramos la ley de contrato de trabajo para los estatales y una ley de paritarias,  tendríamos derechos como tiene cualquier organización de trabajadores de la actividad privada, ante una situación en la que se niega lo que están reclamando, de exigir que le muestren los números para poder ver si pueden pagar o no”.

En este sentido, agregó que la ley de paritarias dice que el sindicato puede reclamar que le muestren los números o los balances. “Con el Estado no se plantea así, porque ellos dicen que los presupuestos los aprueban con la Legislatura y no con los trabajadores,  cosa que es cierto, pero esto tampoco impide que nosotros podamos participar de alguna manera, como para decir aquí hay plata, no la usen aquí y si allá. De todas maneras sabemos de algunas cosas que son así, doy tres ejemplos: el gobierno acepta como justo y posible que los funcionarios, sean del Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial, jueces, diputados, ministros, secretarios, tengan ingresos que sean justos, dignos, que les alcancen para vivir bien y no decide que los mismos derechos tienen los trabajadores”.

Según aseveró Acosta, “hay una gran cantidad de plata que se va para pagar a los que más ganan o los que más responsabilidad tienen dentro del Estado y no usan parte de esta plata para mejorar los sueldos de los trabajadores. Después deciden una obra para refaccionar el edificio de la Legislatura, que lo han presupuestado en casi 45 millones de pesos, para hacer un edificio nuevo para los diputados. Yo no creo que sea algo prioritario, cuando con esa plata sobra para pagar la diferencia de las asignaciones familiares que generaría que todos los trabajadores pudieran cobrar la misma suma que los trabajadores privados”.

Para Acosta, son esas decisiones económicas las que perjudican a los trabajadores. “Lo más grave en todo esto  es que la provincia recibe mucha más plata que lo que recibía el año pasado; reciben el 30 por ciento más. Entonces es posible que aumenten los sueldos en los mismos porcentajes, porque son sólo una parte de los sueldos de la provincia. Pero hay decisiones del gobierno que dice que no, que se va hacer otras cosa. Puede ser legítimo o no; tienen la legalidad para hacer esas cosas, pero lo que nosotros decimos es que creemos que es injusto, que por priorizar algunas obras, hacer algunos negocios, subsidiar  algunos grupos de empresarios como vemos en las distintas actividades y utiliza la plata para hacer negocio, mientras hace eso le sigue pagando a algunos trabajadores menos de mil pesos, a otros cerca de dos mil y a todos en general, por debajo  de lo que se venía cobrando”.

El dirigente gremial sostuvo que de ninguna manera se puede justificar la negativa del gobierno de no avanzar con un aumento más allá del 24 ciento. “El 80 ciento del presupuesto destinado a sueldos, es de lo que viene por goteo, es la plata que ingresa todos los días, que no está incluida dentro de las obras, pero tampoco está incluidos en ese porcentaje lo que se paga todavía de la famosa deuda pública de la provincia, que nunca se investigó de lo que era y que este gobernador es responsable en gran parte de esa deuda. Él dijo que éramos nosotros los responsables, porque el gobierno para poder pagar sueldos tenía que endeudarse. Eso es un ciento más o menos del presupuesto general de la provincia, el estado de esa deuda.  Es mucha más plata y por supuesto los sueldos son fundamentales”.

Dejá tu comentario